ALABAMA MONROE (2012)

    9
    Titulo original: The Broken Circle Breakdown
    Año: 2012
    País: Bélgica – Holanda
    Duración: 111 min.
    Dirección: Felix Van Groeningen
    Guión: Carl Joos y Felix Van Greningen, con la colaboración de Charlotte Vandermeersch, basada en la obra de teatro “The Broken Circle Breakdown Featuring the Cover-Ups of Alabama”, de Johan Heldenbergh.
    Música: Bjorn Eriksson

    Intérpretes

    Johan Heldenbergh, Veerle Baetens, Nell Cattrysse, Geert Van Rampelberg, Nils De Caster, Robbie Cleiren, Bert Huysentruyt, Jan Bijvoet, Sofie Sente, Ruth Beekmans, Jan Hammenecker, Blanka Heirman, Kirsten Pieters, Yves Degryse, Dominique Van Malder, Marianne Loots, Sanderijn Helsen, Siham El Makhfi, Maxime Neyt, Maurice Leerman, Aagje Moorthamer, Lena Cattrysse, Warre Cattrysse, Eva Vanrysselberghe, Labhise Allara Mandango Ciratu, Mieke Proost, Yasmina Neyskens, Bjorn Eriksson, Karl Eriksson, Lennart Dauphin, Celine Vande Vyver, Karel Vandaele, Emilie Guillaume, Isabelle Persoons y Jo Lootens

    Premios

    Nominada al Oscar a la Mejor Película Extranjera Seleccionada para el Festival Internacional de Cine de Berlín.
    Seleccionada para el Festival de Cine Europeo de Sevilla.
    Premio a la Mejor Actriz (Veerle Baetens) en los Premios del Cine Europeo. Nominada a los Premios de Mejor Película, Mejor Director, Mejor Actor (Johan Heldenbergh) y al Premio del Público.
    Seleccionada para el Premio del Público en el Festival Internacional de Cine de Karlovy Vary.

    Sinopsis

    Elise (Veerle Baetens) y Didier (Johan Heldenbergh) llevan juntos siete apasionados años. Ella es tatuadora y él músico. Recuerdan su amor a primera vista, su pasión, la música les acercó, el embarazo inesperado y la alegría de tener a la preciosa Maybelle (Nell Cattrysse). Un círculo completo de felicidad para una pareja muy poco convencional. Pero su felicidad se rompe cuando Maybelle se pone enferma. Luchan juntos por la vida de su hija, y esperan que el amor no les abandone cuando más lo necesitan. El amor puede con el destino… a veces.

    Comentario

    Algo hay en este desigual drama musical que inspira tanto el fastidio como la simpatía. Y esa sensación ambivalente circula con la misma y machacona insistencia a lo largo de sus casi dos horas de duración. Llegados al final, las impresiones son bastante encontradas; para entendernos: el espectador pasa una y otra vez de un “eso sí ha estado bien” a un “pero qué manera de estropearlo” Se parece a un plato nuevo, recién salido del horno, caliente y humeante, pero de dudosa presencia, textura sólo pasable y sabor potente aunque no del todo tentador. Entre los ingredientes buenos destaca la base del invento, la esencia de las vidas que circulan por la pantalla, esa maravillosa música country capaz de aglutinar y conformar a los más diversos paladares; un envoltorio tan bien tratado y en definitiva de tanta solvencia, el bluegrass, que nos reconcilia en todo momento con otros tropezones del plato, es decir, la tormentosa historia de Elise y Didier, dos mundos opuestos unidos por un fino cabo que se deshilacha. Estos dos personajes están encarnados –y ese es otro de los ingredientes a tener muy en cuenta- por una pareja de estupendos actores que justamente por su gran feeling y su frescura aportan el mejor toque emocional dándole a “Alabama Monroe” un toque algo sincero, bastante naif, pero intenso. Esa era la idea. Aunque ahí es donde la película del belga Felix Van Groeningen -que maneja muy bien algunos resortes estéticos- naufraga, en el desmedido tono emocional que destila; tanta pasión y tanto drama le echa al apasionado romance, tanto corazón y tanto sentimiento que acaba desenfocando la luz y las sombras, la dicha y la desventura, aunque sí toca la fibra.