ROSALIND RUSSELL

    Rosalind Russell fue la mediana de siete hermanos en una familia bien al ser su padre un prestigioso abogado y su madre una conocida periodista de modas. Nació el 4 de junio de 1907 en Conneticut y estudió en un colegio católico. Vocacionalmente actriz desde muy pequeña, asistió a la American Academy of Dramatic Art de Nueva York.

    En el principio de los 30, Rosalind Russell empezó a hacer pequeños papeles en Broadway, hasta que en 1934 entra en el mundo del cine al firmar un contrato con la Metro Goldwyn Mayer, en una dura pugna con Universal.

    Comienza a participar en películas con papeles secundarios, destacando sus trabajos en «Mares de China» (1935), de Tay Garnett; «La mujer sin alma» (1936), de Dorothy Arzner; «El club de los suicidas» (1936), de J. Walter Ruben; «Bajo dos banderas» (1936), de Frank Lloyd; «Al caer la noche» (1937), de Richard Torpe; «La ciudadela» (1938), de King Vidor, o «Mujeres» (1939), título dirigido por George Cukor.

    Pero no será hasta su papel en la película de Howard Hawks «Luna nueva» (1940), cuando el nombre de Rosalind Russell salte al panorama internacional como estrella de primer orden haciendo pareja con Cary Grant. Tras «Luna nueva» siguieron títulos de tanto éxito como «Huellas femeninas» (1941), de Van Dyke; «This thing called love» (1941), de Alexander Hall; «Ella y su secretario» (1942,) de Mitchell Leisen, o «Amor sublime» (1946), de Dudley Nichols.

    Rosalind fue nominada al Oscar en ese decenio en tres ocasiones. La primera vez por «Los caprichos de Elena» (1942), la segunda por «Sister Kenny» (1946) y la tercera por «Mourning becomes Electra» (1947).
    También en los años 40 estabilizó su vida sentimental al casarse con el productor Frederick Brisson el 25 de octubre de 1941. Brisson le produjo cuatro films: «The Velvet Touch» (1948), «Never wave at a WAC» (1952), «The Girl Rush» (1955) y «Ejercicio para cinco dedos» (1962). La pareja sólo tuvo un hijo al que llamaron Lance (nacido en el año 1943).

    En la década de los años 1940, Russell intercaló sus papeles en el cine con su regreso al teatro, destacando en «Bell, Book and Candle» (1951), donde ganó un Premio Tony. En la década de los 50, destacan sus papeles en «Picnic» (1955) o «Tía y mamá» (1958), que sería uno de sus últimos éxitos y que le valió su última nominación al Oscar.

    Tras «Ángeles rebeldes» (1966), de Ida Lupino; «Rosie, una señora riquísima» (1967), de David Lowell Rich, y la floja comedia «Cómo me hice agente de la CIA» (1971), de Leslie H. Martinson, tras la que Rosalind se retiró del cine continuando su feliz vida marital junto a su esposo Frederick Brisson y sufragando económicamente a varias asociaciones de caridad. Por esta contribución financiera le fue concedido el premio Jean Hersholt en 1972.
    A lo largo de su trayectoria, la actriz recibió cinco Globos de Oro pero ningún Oscar. Rosalind Russell murió a los 69 años el 28 de noviembre de 1976 en Los Ángeles a causa de un cáncer de mama.