ROGER CORMAN

    EL REY DE LA SERIE B

    Roger William Corman nació el 5 de abril de 1926 en Detroit (Míchigan), Estados Unidos. Considerado como el rey de la Serie B, Corman es un productor y director de cine de culto norteamericano conocido por sus numerosas películas de bajo presupuesto. Bajo su dirección comenzaron sus primeros pasos en el cine numerosos directores ahora famosos.
    Tras estudiar ingeniería, comienza en el mundo del cine como mensajero para la 20th Century Fox. No tarda en convertirse en analista de historias, para pasar a productor y guionista en 1953 y director en 1955. Su carrera empezó con algunos westerns como «Cinco pistolas» o sus inicios en el terror con «La mujer del Pantano», ambas de (1955). También creó películas de ciencia-ficción como «El día de fin del mundo».

    Desde sus inicios, Corman reivindicó el papel del productor como artífice de las obras cinematográficas, siguiendo la tradición de productores como Thalberg o Zanuck. Para ello, trató de controlar o supervisar todos los aspectos (dirección, guión, casting, producción, distribución o cualquiera otra área).

    Entre sus filmes más conocidos destaca su serie de películas basadas en historias de Edgar Allan Poe producidas por la American International Pictures (A.I.P.), incluyendo «La caída de la casa Usher» (1960), «El péndulo de la muerte» (1961), «El cuervo» (1963) y «La máscara de la muerte roja» (1964). En la mayoría de estas películas Vincent Price era el actor protagonista y algunos papeles secundarios fueron interpretados por actores jóvenes y desconocidos entonces como Jack Nicholson (hijo de uno de los creadores de la A.I.P., James H. Nicholson) o en horas de baja popularidad como Boris Karloff. Se calcula que produjo más de 300 películas, dirigiendo cerca de 50 de ellas.
    DOS DÍAS Y UNA NOCHE

    Una de sus películas, «Not of this earth» (1957), también conocida como «Emisario de otro mundo», reúne vampirismo e invasión alienígena. Treinta años después, Corman produjo a su fan Jim Wynorski una nueva versión de la misma, protagonizada por la ex-estrella del cine pornográfico Traci Lords. A principios de los 60 batió su propio récord rodando en solo dos días y una noche «La pequeña tienda de los horrores».
    Su trabajo como productor con su empresa New Horizon Films lo llevó a visitar algunos países de América Latina, como México y Argentina. En este último coprodujo diez películas en la década del ochenta, entre ellas «Barbarian Queen» (1985).
    Entre los directores ahora famosos que trabajaron al inicio de sus carreras con Robert Corman se cuentan Francis Ford Coppola, Martin Scorsese, Ron Howard, Peter Bogdanovich, Jonathan Demme, James Cameron y John Sayles. Muchos reconocen que Corman les influenció profundamente en su manera de hacer cine. Actores importantes que comenzaron su carrera en el cine con Corman son Jack Nicholson, Peter Fonda, Bruce Dern, Michael McDonald, Dennis Hopper y Robert De Niro.

    Su autobiografía, publicada en 1990, se titula «How I Made a Hundred Movies in Hollywood and Never Lost a Dime» («Como realicé un centenar de películas y nunca perdí un centavo»), y documenta su experiencia en la industria cinematográfica.
    En 1970, fundó New World Pictures, con la que, además de sus propias películas, distribuyó cine europeo (incluyendo obras de Fellini, Bergman o Truffaut). En 1983 la vendió, montando más tarde Concorde-New Horizons, líder en películas realizadas directamente para el mercado del video y DVD, compañía de la que sigue al frente. Sus últimas películas como director son El barón rojo (The Red Baron, 1971) y Frankenstein Unbound (1990).
    Desde los 80 y hasta la actualidad, está al frente de Concorde-New Horizons, líder en películas realizadas directamente para el mercado del video y DVD. En 2009, la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de Hollywood le concedió un Óscar honorífico en reconocimiento a toda su carrera.
    CITAS:

    «Como productor, probablemente soy un poco más fuerte que la mayoría, desde que era un director originalmente.»

    «Una de las peores cosas que puedes hacer es tener un presupuesto limitado y tratar de hacer una película grandiosa. Ahí es cuando terminas con un trabajo malísimo»
    «Jim Cameron es una prueba de que si eres bueno, te financian»
    «Otros escritores, productores y directores de películas de bajo presupuesto a menudo dejan la película que estaban haciendo, diciendo que era sólo algo para con el que ganar dinero. Nunca he sentido eso. Si acepto el trabajo, doy mi mejor tiro»
    «Creo que «El proyecto de la bruja de Blair» es una película excepcionalmente bien concebida y bien hecha»
    «Cuando empecé a finales de los 50, todas las películas que hice, y no importa qué el presupuesto fuese bajo, conseguí una representación de teatro de cada una. Hoy, menos el 2o% de nuestras películas obtienen una versión teatral»