DEBBIE REYNOLDS

    Debbie Reynolds nació con el nombre de Mary Frances Reynolds en El Paso, Texas, el 1 de abril de 1932, siendo la segunda hija de Raymond Francis Reynolds (1903 – 1986) y Maxine N. Harman (1913 – 1999). Su familia se trasladó a Burbank, California en 1939. A los 16 años gana el concurso de belleza de Miss Burbank, un contrato cinematográfico y adquirió el nombre con el que se la conoce. Reynolds apareció en pequeños papeles en dos películas de la Warner y, posteriormente, firmó un contrato con la Metro-Goldwyn-Mayer, donde participó en las películas «Three Little Words», protagonizada por Fred Astaire y Red Skelton, «Two Weeks with Love», donde recibió muy buenas críticas, y «Mr. Imperium», con Lana Turner.

    Con su belleza limpia, respetabilidad remilgada e irreprimible vitalidad, pronto se convierte en una actriz que se especializa en «la chica de la puerta de al lado». Atractiva pero obviamente casta, vital pero carente de amenazadora masculinidad, firme pero dispuesta a aceptar la autoridad viril, reynolds logró convertirse en una actriz muy popular y atractiva en los musicales de posguerra y las comedias ligeras, para las que su talento como cantante y bailarina la cualificaba sobradamente. Sin embargo, durante un tiempo Gene Kelly se opuso a que protagonizase con él «Cantando bajo la lluvia», argumentando su falta de habilidad para el claqué, pero Reynolds se impuso y protagonizó «Cantando bajo la lluvia», junto a Kelly y Donald O’Connor, película que fue seguida por «Faldas a bordo» y «Tres chicas con suerte», en las que Reynolds repetía su imagen de chica simpática, la amiga de toda la vida.
    Reynolds ha protagonizado muchas películas y ha grabado discos, con algunas canciones que han sido un éxito (la más conocida es «Tammy», que se incluye en su película de 1957 «Tammy, la muchacha salvaje») y con directores brillantes, como Blake Edwards, con el que hace «La pícara edad» (1958) y un año después «Como atrapar un marido», «Empezó con un beso» y «»un muerto recalcitrante», las tres con dirección de George Marshall.
    Trabaja con Robert Mulligan en «Perdidos en la gran ciudad», con George Sidney en «Pepe», con Vincent Sherman en «Sola ante el peligro», y en 1962 es una de las pioneras del Cinerama convirtiéndose en una pionera del lejano Oeste en «La conquista del Oeste». Sin embargo esporádicamente logra escapar del encasillamiento, dando vida a una serena y segura heroina de clase baja en «Molly Brown siempre a flote» (1964), personaje que le proporciona una candidatura al Oscar, que perdió ante Julie Andrews y su papel en «Mary Poppins».
    A la par que con títulos como «Adios Charly», de Vincente Minnelli (1964), «Divorcio al estilo americano» (1967), de Bud Yorkin, «Matrimonio 69 (1968), de Jerry Paris o «¿Qué le pasa a Hellen» (1971) de Curtis Harrington, se convierte en una estrella de la televisión, con «El Show de Debbie Reynolds», que durante dos temporadas (1969 – 1970) le permite sentirse como en el salón de su casa, ante su mesa camilla con sus amigos.

    Hasta 2005 ha seguido apareciendo en películas y series de televisión. Reynolds es una de las pocas actrices de la Edad de Oro de la MGM que todavía sigue en activo. En 2001 grabó el telefilme «Esas chicas fabulosas» («These Old Broads») junto a otras tres leyendas del cine: su antigua enemiga Elizabeth Taylor, Shirley Mc Laine y Joan Collins, en cuyo guión colaboró su hija Carrie Fisher. En 1999 interpretó el papel de la madre de Grace, Bobbi Adler, en la serie de la NBC «Will & Grace», durante varios años.
    Debbie Reynolds ha estado casada tres veces. Con el popular cantante Eddie Fisher se casó en 1955 y se divorció en 1959. Fisher la abandonó para casarse con la actriz Elizabeth Taylor, lo que causó uno de los mayores escándalos de la época. De este matrimonio habían nacido dos hijos: la actriz y guionista Carrie Fisher (conocida por su papel de Princesa Leia en la saga de «La guerra de las galaxias») nacida en 1956 y fallecida en 2016, y Todd Fisher (1958). Posteriormente, Debbie Reynolds se casó con Harry Karl, un magnate del mundo del calzado, en 1960, aunque se separaron en 1973. Este matrimonio también resultó ser desastroso, debido a los problemas con el juego de Karl. Carrie Fisher escribió un libro sobre las relaciones con su madre, que fue adaptado al cine con el título de «Postales desde el filo». Finalmente, Reynolds se casó con Richard Hamlett en 1984. Este matrimonio también terminó en divorcio en 1994. La actriz era dueña de un hotel de Las Vegas que adquirió en 1993.
    Debbie Reynolds falleció a los 84 años el 29 de diciembre de 2016 en Los Angeles como consecuencia de una embolia sufrida cuando estaba preparando el funeral de su hija Carrie Fisher, que había fallecido el día anterior.