CHRISTOPHER WALKEN

    Christopher Walken nació en Queens, Nueva York el 31 de marzo de 1943, con el nombre de Ronald Walken (nombre en honor al actor Ronald Colman) en el seno de una familia metodista. Su madre, Rosalie Russell (1907–2010), era una inmigrante escocesa originaria de Glasgow que trabajaba como escaparatista, y su padre, Paul Walken (1903–2001), emigró de Alemania en 1928 junto a sus hermanos Wilhelm y Alois. Trabajaba como panadero dueño de la «Walken’s Bakery» en Astoria.
    Influido por los sueños de estrellato de su madre, él y sus hermanos, Kenneth y Glenn, fueron actores infantiles de televisión durante la década de los años 50 del siglo XX. Después de participar en un sketch con Martin y Lewis en «The Colgate Comedy Hour», Walken decidió que se dedicaría a la actuación, logrando un papel permanente en el show de televisión de 1953 «The Wonderful John Acton» como narrador. De adolescente, trabajó como domador de leones en un circo y estudió en la Universidad Hofstra de Long Island, pero abandonó transcurrido un año y habiendo interpretado un rol en la obra off-Broadway «Best Foot Forward», con Liza Minnelli. Inicialmente se entrenó como bailarín en obras musicales en el Washington Dance Studio, más tarde comenzó a realizar papeles serios en el teatro y posteriormente también en el cine.

    Durante los siguientes veinte años, trabajo de forma frecuente en televisión, consiguió un papel en una película experimental llamada «Me and My Brother», y mantuvo una próspera carrera en el teatro. En 1964, cambió su nombre por el de «Christopher» después de que una amiga le sugiriera que ese nombre le quedaba mejor. Casualmente, su último crédito bajo el nombre «Ronnie» era un personaje que se llamaba «Chris».

    Walken debutó en su primer largometraje con un pequeño papel junto a Sean Connery en «The Anderson Tapes», de Sidney Lumet. En «The Happiness Cage», también conocida como «The Mind Snatchers», interpretó su primer papel como protagonista. Se trata de una película de ciencia ficción con temáticas como el control mental y la normalización, en la que interpreta a un militar estadounidense psicópata de servicio en Alemania.
    En la película de Paul Mazursky, «Próxima parada Greenwich Village» (1976), Walken (quien aparece como «Chris Walken») interpreta al poeta galán Robert Fulmer. En «Annie Hall» (1977) de Woody Allen, interpreta al hermano suicida de Annie (Diane Keaton). En 1978, apareció en «Shoot the Sun Down», un western filmado en 1976 coprotagonizado por Margot Kidder.

    Walken ganó el Óscar como Mejor actor de reparto por «El cazador» («The Deer Hunter», 1978) de Michael Cimino. Interpretaba a un joven trabajador siderúrgico de Pensilvania destruido emocionalmente por la Guerra de Vietnam. Para conseguir la apariencia descarnada de su personaje, Walken consumió solamente bananas, agua y arroz durante una semana.

    Su primera película de la década de 1980 fue la controvertida «La puerta del cielo», de nuevo dirigida por Michael Cimino. Además, protagonizó la película de acción «Los perros de la guerra» («The Dogs of War», 1981), dirigida por John Irvin. Sorprendió a muchos críticos y fanáticos con su complicado striptease bailando claqué en el musical «Dinero caído del ciel» («Pennies from Heaven»(, de Herbert Ross. Posteriormente interpretó al profesor vidente Johnny Smith en «La zona muerta» («The Dead Zone», 1983), de David Cronenberg, una adaptación al cine de la novela homónima, escrita por Stephen King. Ese mismo año, protagonizó «Proyecto Brainstorm» junto a Natalie Wood y a su esposa, Georgianne, ésta en un papel menor.

    Nathalie Wood falleció ahogada en noviembre de 1981 al caerse al mar desde el yate que poseída con su esposo, el actor Robert Wagner, en un extraño accidente nunca aclarado. Christopher Walken era la tercera persona que aquella fatífica noche estaba a bordo del yate.
    En 1985, interpretó al villano de James Bond, Max Zorin, en «Panorama para matar» («A View to a Kill»). Walken se tiñó el cabello de rubio para adecuarse a los orígenes de Zorin, un experimento nazi. Hizo el papel del Agente federal Kyril Montana en «The Milagro Beanfield War» (1988). Además, interpretó a Whitley Strieber en «Communion» (1989), una película autobiográfica escrita por Strieber que está basada en él y su familia, que fueron objeto de abducciones extraterrestres.

    Protagonizó «At Close Range» (junto a Sean Penn) interpretando a Brad Whitewood, un jefe mafioso de Tennessee que trata de introducir sus dos hijos dentro de su imperio. Su personaje en gran parte basado en Bruce Johnston, líder de la organización criminal más importante de Pensilvania. En «Biloxi Blues», protagonizada por Matthew Broderick, Walken interpretó a un excéntrico sargento del ejército conocido por su punzante sarcasmo y su inteligencia.

    Los años 90 se inician para Walken con «El confort de los extraños» («The Comfort of Strangers»), una película alternativa dirigida por Paul Schrader, en la que Walken interpretaba un papel que lo inquietó incluso a él mismo, Robert, un decadente aristócrata italiano con gustos sexuales extremos y tendencia asesinas que vive con su esposa (Helen Mirren) en Venecia.
    En «El rey de Nueva York», dirigida por Abel Ferrara, Walken interpreta al despiadado traficante de drogas Frank White, recién salido de prisión y decidido a reclamar lo que le corresponde. En 1992, interpretó al villano de «Batman Returns», el empresario Max Shreck. Su próxima película importante fue junto a Dennis Hopper en «Amor a quemarropa» («True Romance»), de Tony Scott. Su escena llamada «siciliana» fue señalada por muchos críticos como la mejor escena de toda la película. Más tarde tuvo otro papel secundario en «Pulp Fiction» de Quentin Tarantino, interpretando a un veterano de Vietnam que le da al hijo de uno de sus camaradas muertos un valioso objeto de la familia —un reloj de oro— mientras explica con detalles como lo escondió de los vietnamitas metiéndoselo en el recto, después de que el padre del chico, quien previamente guardaba el reloj en su recto, muriera de disentería. Además, en 1992, Walken apareció en «Sex», el controvertido libro de fotografías eróticas de Madonna, así como en el video de la canción «Bad Girl», de ella misma.

    Más tarde, en 1994, Walken protagonizó «A Business Affair», un papel poco común en una comedia romántica. Una vez más, consigue hacer uno de sus tradicionales bailes, esta vez bailando tango. En 1995, apareció en «Wild Side», «The Prophecy» y en la película de vampiros «The Addiction», que significó su segunda colaboración con el director Abel Ferrara y el escritor Nicholas St. John. También trabajó en «Nick of Time», junto a Johnny Depp.

    En «Last Man Standing» (1996), Walken interpreta a un sádico gángster, mientras que en «The Funeral» (1996) hace de gángster frío y calculador. Ese año tuvo un prominente rol en el videojuego «Ripper», interpretando al detective Vince Magnotta. «Ripper» incluyó muchas escenas grabadas en tiempo real y un gran reparto de celebridades. En 1997, apareció en comedias como «Touch», «Excess Baggage» y «Mousehunt».
    En 1998 interpretó a un crítico de teatro homosexual de Nueva York en «Illuminata», de John Turturro. Al año siguiente apareció en la comedia romántica «Blast from the Past», donde hace de Calvin Webber, un brillante pero excéntrico físico nuclear del Instituto Tecnológico de California cuyos miedos de que ocurra una guerra mundial lo conducen a construir un enorme refugio bajo su casa. El mismo año, interpretó al Jinete sin cabeza en «Sleepy Hollow», de Tim Burton, protagonizada por Johnny Depp y Christina Ricci. Además protagoniza dos videos musicales. El primero fue como Ángel de la muerte en «Bad Girl», de Madonna, y el segundo fue «Breakin’ Down» (1995), de la banda de heavy metal Skid Row.

    Walken debutó como director y guionista con el cortometraje «Popcorn Shrimp» del 2001. Además, en 1995, escribió y protagonizó la obra «Him», en torno a Elvis Presley.

    En el año 2000, Walken fue protagonista, junto a Faith Prince, de «James Joyce’s The Dead» en Broadway. Esta obra musical ganó un premio Tony ese año. En 2001 tuvo una notable actuación en el videoclip de Fatboy Slim «Weapon of Choice». Dirigido por Spike Jonze, el video ganó seis premios MTV ese año y en abril de 2002 ganó el premio al mejor video de todos los tiempos en una lista de 100 videos compilada por músicos, directores y figuras de la industria musical en una encuesta organizada por VH1. En ese video, Walken baila y vuela en el vestíbulo del Marriott International Hotel de Los Ángeles; también ayudó en la coreografía del baile. Además, en el año 2001, interpretó a un excéntrico director de cine en «La pareja del año».
    Interpretó a Frank Abagnale, Sr. en «Atrápame si puedes», filme dirigido por Steven Spielberg. La película está inspirada en la historia de Frank Abagnale Jr., un estafador que se hizo pasar por varias identidades y ganó millones de dólares de esta forma. Por esta actuación, Walken fue nominado al premio Óscar como mejor actor de reparto.21 Además, fue nominado al Razzie como peor actor de reparto por «The Country Bears» (2002), «Gigli» (2003) y «Kangaroo Jack» (2003).

    Su carrera continuaría con papeles en «Click» donde interpreta a Morty, un simpático inventor que es más de lo que aparenta; «Man of the Year», junto a Robin Williams; la adaptación «Hairspray» (2007), donde canta y baila en un romántico dueto con John Travolta; en la comedia de acción «Balls of Fury» (2007), donde interpreta a un excéntrico y cruel fanático del ping-pong; y coprotagonizó, junto a Sharon Stone, «Five Dollars a Day» donde hace de un hombre orgulloso de vivir con sólo cinco dólares al día. También protagoniza la comedia «The Maiden Heist», junto a Morgan Freeman y William H. Macy, acerca de tres guardias de seguridad de un museo de arte que deciden robar las pinturas del mismo museo en donde trabajan.

    En 2010 Walken volvió a Broadway con la obra de Martin McDonagh, «A Behanding in Spokane», y recibió una nominación a los premios Tony como mejor actor principal en una obra de teatro. Se reunió con McDonagh para trabajar en la comedia negra «Seven Psychopaths», estrenada en 2012. También interpretó al fundador y líder de un cuarteto de cuerdas en «A Late Quartet».

    Walken coprotagonizó junto a Al Pacino y Alan Arkin la película «Stand Up Guys», una historia sobre tres gánsteres veteranos que deciden dar un último golpe. En 2013 protagonizó la campaña «Made From Cool» para Jack&Jones.

    Walken es imitado por su humor seco y su extraña manera de hablar, haciendo pausas, ritmos erráticos y cambios de entonación nada convencionales, de forma similar a William Shatner (parodiado en la serie animada Robot Chicken). El actor es reverenciado por su calidad para expresar peligro y amenaza, pero sus imprevisibles expresiones y gestos también lo hacen valioso en la comedia. Es célebre por aceptar casi cualquier papel que le ofrezcan, habiendo declarado que solo rechaza papeles cuando está demasiado ocupado con otros proyectos. Considera cada papel como una experiencia de aprendizaje.
    Es un actor frecuentemente imitado. Entre quienes han imitado a Walken se encuentran Johnny Depp, Dave Grohl, Jake Gyllenhaal, Eddie Izzard, Jay Mohr, Kevin Pollak, Eminem, Kevin Spacey, Peter Garibaldi, Dave Wittenberg, Jeff Davis, Simon Helberg en la serie de televisión «The Big Bang Theory», y en el «Kevin Bishop Show» donde se utiliza una de sus frases conocidas, «these are my fucking crisps» («estas son mis malditas fritas»). A menudo también se hace referencia a él en otros ámbitos de la cultura popular, como en la canción «Hackensack» del grupo Fountains of Wayne. Walken ha interpretado papeles como villano antagonista en varias películas populares. El programa «Celebrity Deathmatch» de MTV emitió una lucha entre Walken y Gary Oldman, citando las interpretaciones de muchos de sus personajes memorables. En febrero de 2008, aceptó el premio «Hasty Pudding Man of the Year» de Harvard. Walken ha declarado ser el «peor imitador del mundo».

    Walken ha sido anfitrión de la serie de sketch y sátiras de TV «Saturday Night Live» en siete ocasiones, y tiene una oferta de Lorne Michaels de conducir el show cuando su agenda lo permita. Una de sus más famosas actuaciones en SNL fue una parodia de «Behind the Music», haciendo una representación de la banda Blue Öyster Cult grabando «(Don’t Fear) the Reaper». Imitando al productor Bruce Dickinson, Walken hace un vehemente y ligeramente desarticulado discurso dirigido a la banda y está obsesionado con lograr «algo extra» (more cowbell) en la canción. Desde ese entonces, la frase en inglés «Gotta have more cowbell» («tiene que tener algo extra») ha pasado a ser un ícono, vendiéndose mercadería como por ejemplo remeras con la frase. También es conocido por su participación en uno de los sketch de Will Ferrell y Rachel Dratch, «The Lovers». Su personaje trea una amiga para que conozca a «Los amantes» («The lovers»), y en vez de eso, ella es sometida a oír la historia pasada que el personaje de Walken comparte con «Los amantes», divulgando información privada acerca de su vida sexual.

    También hizo una parodia de su papel en «La zona muerta» en un sketch titulado «Ed Glosser: Trivial Psychic», en el cual el personaje principal tiene la hibilidad de predecir acertadamente eventos del futuro triviales y sin sentido.
    También parodió su papel en «Panorama para matar» en un sketch titulado «Lease with an Option to Kill», en el cual repite su papel como Max Zorin. Zorin, quien ha tomado algunas cualidades de otros notables villanos de Bond (el gato y el traje de Blofeld, el parche en el ojo de Emilio Largo), está molesto porque todo le sale mal. Su guarida está todavía en construcción; sus secuaces usan ropa que no les queda; y su tanque de tiburones tiene una gigante esponja marina en vez de tiburones. Un cautivo James Bond, interpretado por Phil Hartman, le ofrece a Zorin un «buen trato» en la guarida volcánica de Blofeld si Zorin lo deja en libertad, Zorin acepta de mala gana.

    Otro de sus sketch fue «Colonel Angus», repleto de dobles sentidos, en el cual Walken interpretó a un deshonrado oficial confederado. Sus apariciones en SNL se han vuelto tan populares que él es uno de los pocos anfitriones del show a quienes se les dedicó un SNL DVD que contiene únicamente sus actuaciones (otros actores son Tom Hanks y Alec Baldwin), un honor normalmente reservado sólo para los miembros regulares del reparto.

    Hasta el año 2003, Walken hizo un sketch llamado «The Continental», en la que hace de un «elegante galán» que en realidad no puede impedir que lo ignoren. Aunque en apariencia es caballeroso, sus tendencias más pervertidas inevitablemente ahuyentan a sus objetivos. Lo que distingue a «The Continental» es que las chicas nunca son vistas; la cámara representa sus puntos de vista. En abril de 2008, cuando Walken condujo el programa, fue la primera vez que un capítulo de él no tenía un sketch o monólogo de «The Continental».
    Walken fue parte de una controvertida broma en 2006 cuando en un sitio web falso en agosto de ese año miembros del foro de internet Genmay.com anunciaron que se había postulado como candidato a la presidencia de los Estados Unidos. Algunos creyeron que era auténtico, hasta que el publicista de Walken lo negó. Cuando en septiembre de 2006 en una entrevista con Conan O’Brien se le preguntó acerca del asunto, Walken se mostró interesado por la broma; y cuando le preguntó algún eslogan para la campaña, respondió: «¿Qué demonios?» y «¡Basta de zoológicos!».

    Walken está casado con Georgianne Walken (apellido de soltera Thon) desde 1969; es directora de casting, notable por trabajar en «Los Soprano» y en las películas dirigidas por Steve Buscemi. Viven en Connecticut y no tienen hijos (Walken ha declarado en entrevistas que el no tener hijos es una de las razones por la cual tiene una carrera prolífica). También tienen una casa de vacaciones en Block Island. Acerca del efecto que causan sus papeles de villano cuando conoce gente, Walken dice: «Cuando me ven en una película, esperan que sea algo desagradable… Por eso es bueno desafiar las expectativas a veces». Cristopher es heterócromo, es decir que posee sus ojos de distinto color. En 2016 recibió el Gran Premio de Honor del Festival de Cine Fantástico de Sitges.