UN ASUNTO REAL (2012)

    Titulo original: En kongelig affære
    Año: 2012
    País: Dinamarca – Suecia – República Checa - Alemania
    Duración: 137 min.
    Dirección: Nikolaj Arcel
    Guión: Rasmus Heisterberg y Nikolaj Arcel, basado en la novela “Prinsesse af blodet”, de Bodil Steensen-Leth.
    Música: Cyrille Aufort y, Gabriel Yared

    Intérpretes

    Alicia Vikander, Mads Mikkelsen, Mikkel Boe Følsgaard, Trine Dyrholm, David Dencik, Thomas W. Gabrielsson, Cyron Melville, Bent Mejding, Harriet Walter, Laura Bro, Søren Malling, Jakob Ulrik Lohmann, Søren Spanning, Frederik Christian Johansen, John Martinus, Rosalinde Mynster, Nikol Kouklová, Egob Nielsen, Michaela Horká, Alzbeta Jenická, Anna Stiborová, William Jøhnk Nielsen, Julia Wentzel Olsen, Frank Rubæk, Klaus Tange, Karin Rørbeck, Zinnini Elkington y Erika Guntherová

    Premios

    Seleccionado para la Sección Oficial del Festival de Sevilla de Cine Europeo. Nominada al Oscar a la Mejor Película en idioma extranjero
    Oso de Plata al Mejor Actor (Mikkel Boe Følsgaard) y al Mejor Guión en el Festival Internacional de Cine de Berlín.
    Nominada al Premio César de la Academia de Cine Francés a la Mejor Película Extranjera.
    Nominada a los Premios del Cine Europeo a la Mejor Música y al Mejor Diseño de Producción.
    Nominada al Globo de Oro a la Mejor Película en idioma extranjero.

    Sinopsis

    Las cortes del XVIII nunca fueron lugares recomendables. Para la joven Carolina Matilde (Alicia Vikander), casada aún adolescente con el rey de Christian VII (Mikkel Boe Følsgaard), es un reto vivir con un marido ciclotímico que propone al consejo de estado medidas como que su perro sea nombrado miembro honorario, o que se hagan circular carruajes vacíos por la noche de Copenhague para recoger a los borrachos que no encuentran el camino a casa. Carolina, así, se rinde a los encantos del médico personal del rey, el intelectual progresista Johann Friedrich Struensee (Mads Mikkelsen). Pero la red que tejen Arcel y Heisterberg es mucho más fina, y trasciende la intriga palaciega para ahondar en un triángulo político-sentimental de lo más moderno, con Struensee dividido entre su lealtad al rey, su amor y su oportunidad de convertir una Dinamarca aún medieval en un país ilustrado.

    Comentario

    Si importante en una película es lo de fuera, el envoltorio, mucho más es el alma, lo de dentro; y curiosamente “Un asunto real” cubre ambas prioridades. Por un lado, y ya que retrata un entorno regio -esos paseos por parques infinitos, esas carreras por estancias inmensas…- plasma muy bien lo magnífico de ese universo cuidando cada detalle que exprese el poderío de la Corte en un tiempo en el que las monarquías aún desplegaban sin recato todo su esplendor.Pero insisto: si esa historia, tan majestuosa como decadente, no aportara una sólida estructura argumental y un ritmo adecuado, si no estuviera, en definitiva, bien contada (y mejor aún interpretada) el asunto, más que real, hubiera quedado en roñoso y tal vez fatal. Por tanto, la armonía entre lo que se ve y lo que se cuenta es la mejor baza de Nikolaj Arcel a la hora de desarrollar la curiosa peripecia de una especie de Rasputín nórdico metido a renovador de la Corona. A esa intriga política se amarra fuerte un enredo amoroso; y lo bueno es que los personajes soportan bien las dos vertientes de la trama, entre otras razones, por el gran trabajo de los actores que los sustentan: a la solvente veteranía de Mads Mikkelsen, un rostro/insignia del cine danés de calidad, se suman la ductilidad y el encanto de la jovencísima sueca Alicia Vikander y la sorprendente interpretación de Mikkel Boe Folsgaard, debutante en la pantalla grande, que recrea un idiota pluscuamperfecto, un rey en total armonía con la época que representa. Todo ello conduce a un gran resultado: una película consistente, bien construída.