TIEMPOS MODERNOS

    Titulo original: Modern Times
    Año: 1936
    País: EE.UU.
    Duración: 87 min.
    Dirección: Charles Chaplin
    Guión: Charles Chaplin
    Música: Charles Chaplin Temas musicales: "Hallelujah, I`m a Bum"; "The Prisoner`s Song"; "How Dry I Am"; "In the Evening by the Moonlight"; "Je cherche après Titine", interpretado por Charles Chaplin; y "Theme from Modern Times".

    Intérpretes

    Charles Chaplin, Paulette Goddard, Henry Bergman, Chester Conklin, Stanley Stanford, Hank Mann, Louis Natheaux, Allan Garcia, Henry Bergman, Dick Alexander, Cecil Reynolds, Myra McKinney, Murdoch McQuarrie, Wilfred Lucas, Ed Le Sainte, Fred Malatesta, Sam Stein, Juana Sutton, Ted Oliver, Norman Ainsley, Bobby Barber, Heinie Conklin, Gloria DeHaven, Gloria Nelson, Frank Hagney, Chuck Hamilton, Pat Harmon, Lloyd Ingraham, Walter James, Edward Kimball, Jack Low, Buddy Messinger, Bruce Mitchell, Frank Moran, James C. Morton, Louis Natheaux, J.C. Nugent, Russ Powell, John Rand y Harry Wilson.

    Sinopsis

    Charlot (Charles Chaplin) trabaja en una de las fábricas del sector del acero. Debido al ritmo frenético de la cadena de montaje, víctima del trabajo en cadena y de las monstruosas máquinas de la fábrica, termina perdiendo la razón y es internado en un manicomio. Al salir, vagando sin trabajo por la ciudad, es tomado por el instigador de una manifestación al recoger una bandera roja en la calle y detenido por la policía. Puesto en libertad tras denunciar un complot de los presos, trabaja en unos astilleros, pero es despedido al hundir un barco. Desalentado, se hace detener para volver a la seguridad de la cárcel, pero en el coche celular se enamora de una golfilla huérfana (Paulette Goddard), que le incita a escapar. Juntos forman un remedo de hogar en una mísera cabaña. Vigilante nocturno en unos grandes almacenes, Charlot es acusado de robo y nuevamente detenido. Entre tanto, la chica trabaja como bailarina en un cabaret, donde hace contratar a Charlot como camarero. Éste consigue un éxito inesperado como cantante cuando reaparece la policía en busca de la huérfana. Y de nuevo tienen que huir, soñando sueños imposibles, hacia nuevos horizontes.

    Comentario

    Charles Chaplin realiza un retrato de las condiciones desesperadas de empleo que la clase obrera tuvo que soportar en la época de la Gran depresión, condiciones promovidas, en la visión dada por la película, por la eficiencia de la industrialización y la producción en cadena, que toma forma de fábula. Chaplin siempre fue reacio al cine sonoro y, aunque la película se realizó a los siete años del primer filme sonoro, cuando el mudo había ya desaparecido totalmente de la exhibición, Chaplin realizó la película muda, aunque con música, voces provenientes de radios y altavoces así como la sonorización de la actividad de las máquinas. Al final del film puede escucharse brevemente la voz de Charles Chaplin, que canta una versión de la canción de Léo Daniderff, “Je cherche après Titine”, pero con una letra sin sentido, conocida como "Charabia", cuyos sonidos tratan de asemejarse a una mezcla de francés e italiano, con alguna palabra reconocible en inglés. El resultado es una obra maestra.