TIEMPO SIN AIRE (2015)

    13
    Titulo original: Tiempo sin aire
    Año: 2015
    País: España
    Duración: 106 min.
    Dirección: Andrés Luque Pérez y Samuel Martín Mateos
    Guión: Javier Echániz, Juan Gil Bengoa, Samuel Martín Mateos y Andrés Luque Pérez
    Música: Xavi Font

    Intérpretes

    Juana Acosta, Carmelo Gómez, Adriana Ugarte, Félix Gómez, Iván Luego, Toni Acosta, Santi Díaz, Blanca Rodríguez, Juan Pablo Shuk, Lucía González, Kiko Castro, Norberto Trujillo B. y Emilio González.

    Premios

    Seleccionada para la Sección Oficial a Concurso en el Festival de Málaga Cine Español.

    Sinopsis

    María (Juana Acosta), una enfermera colombiana que tras la muerte de su marido, perdió a su hija a manos de tres paramilitares, viaja desde Colombia acompañada por su hijo pequeño, Daniel (Santi Díaz), hasta Santa Cruz de Tenerife para encontrar y vengarse de uno de los asesinos. Guarda una foto que encontró en su hogar destruido, con un rostro, una dedicatoria y un nombre: Iván (Félix Gómez). Gonzalo (Carmelo Gómez), es un psicólogo escolar que acaba de perder a su madre con la que vivía, que busca como ayudar a Daniel, un niño que no se relaciona con nadie en el colegio y que permanece siempre solo. La vida de Gonzalo da un vuelco el día que conoce a María al intentar buscar claves sobre el comportamiento de su hijo. Ella y el muchacho se instalarán en casa de Gonzalo y éste se implicará con ella en su incesante y obsesiva búsqueda. Mientras tanto, ajenos a todo, en algún rincón de la capital canaria, la vida de Iván y su novia Vero (Adriana Ugarte) está a punto de cambiar para siempre.

    Comentario

    Tras “Agallas”, Andrés Luque y Samuel Martín Mateos vuelven a unir fuerzas para codirigir este drama con aspectos de thriller sobre como la violencia genera siempre más violencia, y sobre la redención, con dos trágicas historias de amor paralelas, ambientado entre Canarias y Colombia que cuenta la historia de una mujer cuya hija es asesinada por la guerrilla colombiana y que viaja a España, para poner en marcha su venganza. Una historia de personajes poliédricos sobre cómo el ser humano se sobrepone al dolor y necesita siempre alimentar la esperanza por oscuros que sean los caminos por los que transita. Habla de la necesidad de convivir con el daño profundo que produce la tragedia y, al mismo tiempo, de conectarse con la vida, aunque el alma se encuentre llena de cicatrices.