THREE (TRES)

    Titulo original: Three / 3
    Año: 2010
    País: Alemania
    Duración: 119 min.
    Dirección: Tom Tykwer
    Guión: Tom Tykwer
    Música: Reinhold Heil, Johnny Klimek, Gabriel Isaac Mounsey y Tom Tykwer

    Intérpretes

    Sophie Rois, Sebastian Schipper, Devid Striesow, Annedore Kleist, Angela Winkler, Alexander Hörbe, Winnie Böwe, Hans-Uwe Bauer, Peter Benedict, Georgette Dee, Michael Dorn, Cedric Eich, Christopher Karl Hemeyer, Hans Hohlbein, Senta Dorothea Kirschner, Thomas Kornmann, Gotthard Lange, Alexander Scheer, Gundi Anna Schick, Monika Schubert, Karl Alexander Seidel, Mick Slaney, Hannes Wegener, Alexander Yassin, Martina Ysker, Martin Hentschel y Hendrik Maaß.

    Premios

    Seleccionada para la competición del Festival Internacional de Cine de Venecia Nominada a los Premios del Cine Europeo al Mejor Montaje.

    Sinopsis

    Berlin. Época actual. Hanna (Sophie Rois) y Simon (Sebastian Schipper) son una pareja que viven juntos desde hace años. El amor, el trabajo, el sexo y la vida cotidiana se entremezclan en una combativa armonía. Son atractivos, modernos, maduros, sin niños, cultivados y con los pies en la tierra. Pero ya ni siquiera sus estupendos trabajos como expertos en arte les salva de la quema. La relación ha entrado en una rutina y en la cama ya no funcionan. A todo esto se sima que a Simón se le acaba de morir la madre y que le han diagnosticado un cáncer en los tstículos. Y Hanna conoce a Adam (Devid Striesow), un experto en genética, en una conferencia. Es un hombre que no pareje ajeno a nada: sabe pilotar un barco, montar en moto, canta en una coral vanguardista, mantiene una inmejorable relación con su ex mujer… y es bisexual. Y Adam conoce a Simon con el que también mantiene una relación. E inesperadamente los tres se enamoran.

    Comentario

    Una agridulce historia de amor a tres bandas que firma el alemán Tm Tykwer (“Corre, Lola, corre”, “El perfume”), que reflexiona sobre los valores de las relaciones sexuales en el inicio del siglo XXI. Tykwer utiliza la ténica de la división de la pantalla para mostrar en paralelo las andanzas de Hanna y Simon, hasta que Adam entra en sus vidas.