SYMPATHY FOR THE DEVIL

    Titulo original: Sympathy for the Devil / One plus One
    Año: 1968
    País: Gran Bretaña
    Duración: 100 min.
    Dirección: Jean-Luc Godard
    Guión: Jean-Luc Godard.
    Música: The Rolling Stones. Tema musical: Sympathy for the Devil, interpretado por The Rolling Stones.

    Intérpretes

    Mick Jagger, Keith Richards, Brian Jones, Bill Wyman, Charlie Watts, Marianne Faithfull, Anita Pallenberg, Anne Wiazemsky, Iain Quarrier, Clifton Jones, Danny Daniels, Frankie Dymon, Tommy Ansah, Nike Arrighi, Bernard Boston, Barbara Coleridge, Colin Cunningham, Joanna David, Harry Douglas, Glenna Forster-Jones, Nicky Hopkins y Matthew Know.

    Sinopsis

    Excitados o abatidos, discutiendo tal o cual arreglo en un clima a la vez concentrado y laxo, los miembros de The Rolling Stones hacen y deshacen los acordes, bromean se duermen. Mick Jagger entona la estrofa inicial del tema Sympathy for the devil, que están intentando grabar: Please allow me to introduce myself, Charlie Watts ensaya variaciones para la percusión, Keith Richard rara vez levanta la cabeza de su guitarra, Brian Jones ya es un fantasma y Bill Wyman simplemente hace su trabajo. Entremezcladas con estos ensayos en un desnudo estudio de grabación Londinense, se muestran otros aspectos contraculturales del momento: un revolucionario boliviano espera el Submarino Amarillo del Tío Mao; miembros del Black Power discuten en depósito de chatarra al lado del río Támesis; la televisión realiza una entrevista coreográfica a Eva Democracia (Anne Wiazemsky) sobre las relaciones entre cultura y revolución, y obtiene como únicas respuestas sí y no; un joven andrógino pinta graffitis en las paredes las palabras cinemarxism y cinemao… Además, fragmentos de Mein Kampf de Adolf Hiltler se leen en voz alta en una librería pornográfica; Eva Democracia es asesinada por los guerrilleros negros y luego izada en una grúa junto a una bandera roja…

    Comentario

    Película estrenada en su momento con el título de One plus One, siendo sea el registro más fiel y minucioso de la génesis de una canción. De manera paciente, casi antropológica, Jean Luc Godard rueda en Londres, con un equipo técnico británico, los interminables ensayos, llevados hasta la exasperación, en que The Rolling Stones dieron forma a su tema Sympathy for the Devil, incluido después en el album Beggar's Banquet, de 1968. Además, huyendo de toda lógica argumental, muestra una especie de collage con aspectos contraculturales del momento.