STARMAN, EL HOMBRE DE LAS ESTRELLAS

    Titulo original: Starman
    Año: 1984
    País: EE.UU.
    Duración: 110 min.
    Dirección: John Carpenter
    Guión: Raynold Gideon y Bruce A. Evans.
    Música: Jack Nitzsche. Temas musicales: I Can't Get No Satisfaction, interpretado por The Rolling Stones, New York, New York Theme, interpretado por Frank Sinatra, All I Have to Do Is Dream (Boudleaux Briant), From Here to Eternity - Beach Number (George Duning) y What Would Your Memories Do, interpretado por Vern Gosdin.

    Intérpretes

    Jeff Bridges, Karen Allen, Charles Martin Smith, Richard Jaeckel, Robert Phalen, Tony Edwards, John Walter Davis, Ted White, Dirk Blocker, M.C. Gainey, Sean Stanek, George 'Buck' Flower, Russ Benning, Ralph Cosham, David Wells, Anthony Grumbach, James Deeth, Alex Daniels, Carol Rosenthal, Mickey Jones, Lu Leonard, Charlie Hughes y Byron Walls.

    Sinopsis

    Cuando derriban su nave espacial en Wisconsin, el inocente extraterrestre Starman (Jeff Bridges), rodeado por una aureola de luz y energía, llega a la remota cabaña de una joven viuda, Jenny Hayden (Karen Allen), donde encuentra un receptáculo donde ubicar su personalidad incorpórea. Así, toma la apariencia de su difunto marido, estableciendo un vínculo genético con el ADN a través de uno de sus cabellos. El extraterrestre convence a la perpleja y asustada Jenny para que le lleve a Arizona ya que si no llega a su nave nodriza antes de tres días, morirá. Dotado de unas bolas mágicas que le librarán de más de un apuro, Starman se dedica a la observación de un ecosistema que no lo ha recibido, precisamente, con las manos abiertas, al tiempo que trata de convencer a la viuda de los objetivos amistosos de su misión. Durante el trayecto, mientras son perseguidos por los estamentos gubernamentales de rigor, el visitante irá cobrando humanidad y aprendiendo el significado del amor humano, a la vez que Jenny le va tomando cada vez más aprecio, al considerarle bueno, amable y mucho más humano que los habitantes de La Tierra. Starman se dedica, únicamente, a investigar la compleja relación del hombre con su entorno y semejantes mientras huye de unas fuerzas de seguridad que no lo comprenden. Por otro lado, los agentes del gobierno, que está tras su pista, quieren capturar al hombre de las estrellas, vivo o muerto.

    Comentario

    Claramente influenciada por E.T, el extraterrestre, John Carpenter (Halloween. La niebla. La cosa. Memorias de un hombre invisible. En la boca del miedo. Fantasmas de Marte...) que con Starman, el hombre de las estrellas vio una ocasión de hacer una comedia romántica, realiza una mezcla de ciencia ficción y romanticismo en la que narra cómo el alienígena (Jeff Bridges) adopta la forma del esposo muerto de Jenny (Karen Allen), la enamora con su forma de ser y es perseguido por los militares que le quieren atrapar. Y, de forma simultánea, comienza a conocer las bondades y miserias del más turbador y sincero de cuantos amores imposibles ha concebido el cine fantástico contemporáneo. En Starman, el hombre de las estrellas, que está narrado de forma magistral, los efectos especiales corren a cargo de ILM, que se lució en un final apoteósico. Debido al éxito de Starman, el hombre de las estrellas, por la que Jeff Bridges fue candidato al Oscar y al Globo de Oro, dos años después de su estreno llegaba a la pequeña pantalla en formato de serie, con Robert Hays, el traumatizado y aterrado piloto de Aterriza como puedas (1980), como protagonista.