SILVIO (Y LOS OTROS) (2018)

    21
    Titulo original: Loro: International Cut
    Año: 2018
    País: Italia - Francia
    Duración: 104 min. / 150 min.
    Dirección: Paolo Sorrentino
    Guión: Paolo Sorrentino y Umberto Contarello, basado en un argumento de Paolo Sorrentino.
    Música: Lele Marchitelli. Temas musicales: “A Chance to Cure”, interpretado por Clap Your Hands Say Yeah; “Caldera”, interpretado por Recondite; “Caje”, interpretado por Nicone & Sasch Braemer; “King of My Castle”, interpretado por Wamdue Project; y “Domenica bestiale”, interpretado por Fabio Concato.

    Intérpretes

    Toni Servillo, Elena Sofia Ricci, Riccardo Scamarcio, Kasia Smutniak, Euridice Axen, Fabrizio Bentivoglio, Roberto De Francesco, Dario Cantarelli, Anna Bonaiuto, Giovanni Esposito, Ugo Pagliai, Ricky Memphis, Duccio Camerini, Yann Gael, Alice Pagani, Caroline Tillette, Iaia Forte, Michela Cescon, Roberto Herlitzka, Fabio Concato, Giulia Alberti, Angelica Cacciapaglia, Marina Evangelista, Tommaso Foglio, Lorenzo Gioielli, Giulio Greco, Antigone Kouloukakos, Milvia Marigliano, Lorenzo Marte Menicucci, Giulia Pagnacco, Giulia Rinallo, Pasqualina Sanna, Gigi Savoia, Mattia Sbragia, Giulia Todaro y Jessica Piccolo Valerani.

    Sinopsis

    Silvio Berlusconi (Toni Servillo) se encuentra en el momento más complicado de su carrera política, recién salido del gobierno y con las acusaciones de corrupción y de sus conexiones con la mafia a punto de llegar a los juzgados. Sergio Morra (Riccardo Scamarcio) es un atractivo hombre hecho a sí mismo que sueña con dar el salto de sus cuestionables negocios de provincia a escala internacional. El camino más rápido para conseguirlo es acercarse a Silvio, el hombre más poderoso de Italia. Para Sergio solo hay una manera de llamar la atención de Il Cavaliere: las fiestas, las velinas, las extravagancias y el exceso.

    Comentario

    Un drama en torno al que fue Primer Ministro italiano Silvio Berlusconi, que originalmente en Italia se componía de dos partes, “Loro 1” y “Loro 2” y que después se convirtió para otros países en un único filme más breve. Se trata de un retrato emocional de lo que significa el poder dirigido por Paolo Sorrentino (“Il divo”, “La juventud”).