SENSO

    Titulo original: Senso
    Año: 1954
    País: Italia
    Duración: 117 min.
    Dirección: Luchino Visconti.
    Guión: Luchino Visconti, Suso Cecchi d'Amico, Carlo Alianello, Giorgio Bassani y Giorgio Prosperi, basado en una historia de Camillo Boito, adaptada por Luchino Visconti y Suso Cecchi d'Amico.
    Música: Anton Bruckner y Giuseppe Verdi. Temas musicales: "7ª sinfonía", de Anton Bruckner; y fragmentos de la ópera "Il trovatore", de Giuseppe Verdi.

    Intérpretes

    Alida Valli, Farley Granger, Heinz Moog, Rina Morelli, Christian Marquand, Sergio Fantoni, Tino Bianchi, Ernst Nadherny, Tonio Selwart, Marcella Mariani, Massimo Girotti, Franco Arcalli, Aldo Bajocchi, Ottone Candiani, Anita Cerquetti y Nando Cicero.

    Premios

    Seleccionada para el Festival Internacional de Cine de Venecia

    Sinopsis

    La acción se sitúa en el Veneto, en Italia, en el año 1886. Italia vive un intenso romanticismo, roto de improviso por la guerra de la independencia italiana. Los movimientos de liberación despliegan su máxima actividad, porque los austriacos, que ocupan el Norte del país, imponen su voluntad y su fuerza. Garibaldi está cerca. El grito de rebelión se extiende por doquier y, en medio de la lucha, nace un amor, violento y apasionado, entre el teniente Franz Mahler (Farley Granger), un oficial austriaco, y una aristócrata italiana, la condesa Livia Serpieri (Alida Valli), que ha jurado luchar por la libertad de su pueblo. Se conocen durante una representación operística y, por encima de todas las convicciones y prejuicios, viven un apasionado idilio que llegará hasta la traición. El teniente Mahler pagará cara su cobardía ante un pelotón de ejecución.

    Comentario

    Visconti adapta un breve relato de Camillo Boito, que plantea el retrato psicológico de unos personajes sometidos a una intensa pasión amorosa, y aprovechó para realizar entorno a ellos la crónica social e histórica del momento desde un punto de vista políticamente interesado. Éste es el primero de una serie de filmes que Visconti realizó sobre familias aristocráticas en decadencia. El retrato melodramático de su historia de amor es la excusa para conocer la descomposición de un estilo de vida y una clase social que se derrumbó a finales del siglo XIX a causa de actuaciones fuertemente individualizadas. En su tiempo fue una película altamente polémica y completamente revolucionaria por la atrevida reinterpretación de un momento clave de la historia italiana. Su estreno marcó una profunda división en el panorama cinematográfico de Italia entorno a dos sectores enfrentados por su interpretación del neorrealismo, unos desde el punto de vista marxista y otros desde una mirada católica conservadora. El exceso escénico, la sobrecarga esteticista, la complejidad de los movimientos de cámara y la referencia a otras disciplinas artísticas, en especial la ópera, son algunos de los elementos habituales del cine del autor italiano que marcan un estilo conocido como viscontiniano.