RETRATO DE UNA OBSESIÓN

    Titulo original: Fur: An Imaginary Portrait of Diane Arbus
    Año: 2006
    País: EE.UU.
    Duración: 122 min.
    Dirección: Steven Shainberg.
    Guión: Erin Cressida Wilson, basado en el libro de Patricia Bosworth Diane Arbus.
    Música: Carter Burwell.

    Intérpretes

    Nicole Kidman, Robert Downey Jr., Ty Burrell, Harris Yulin, Jane Alexander, Emmy Clarke, Genevieve McCarthy, Boris McGiver, Marceline Hugot, Mary Duffy, Emily Bergl, Lynne Marie Stetson, Gwendolyn Bucci, Christina Rouner, Matt Servitto, David Green, Sandriel Frank, Krista Coyle, Joseph McKenna, John C. Gallagher, Courtney Taylor Burness, Maureen Shannon, David Perkins y Eric Gingold.

    Sinopsis

    Nueva York, 1958. Todo comienza con una pequeña reunión de peleteros en el estudio fotográfico de la familia Arbus, donde se van a presentar los últimos diseños en peletería de Russek’s, los elegantes grandes almacenes de Fifth Avenue dirigidos por el padre de Diane. Un acontecimiento estresante para Diane Arbus (Nicole Kidman), que trabaja como ayudante de su marido Allan (Ty Burrell), fotógrafo de moda y publicidad. Hay que colocar las delicadas sillas doradas, asegurarse de que las modelos salgan perfectas y Diane y sus dos hijas tienen que aparecer de punta en blanco con los mejores vestidos y pieles de Russek’s. Su comportamiento será observado, no sólo por los asistentes a la presentación, sino también por los padres de Diane, Gertrude (Jane Alexander) y David Nemerov (Harris Yulin). Aunque los Nemerov contratan los servicios del matrimonio Arbus para fotografiar los anuncios de los grandes almacenes, también es un modo de tratar condescendientemente a la pareja. Educaron a Diane para formar parte de su clase privilegiada y observan todo lo que hace con ojo crítico, comentando cualquier fallo o falta de protocolo. Y aunque intenta ocultarlo, Diane se siente tan incómoda en ese mundo como en las pieles de Russek’s. Es una inquietud encubierta por su vida ordenada y respetable. Esa misma noche, mientras peleteros de todo el país examinan la nueva moda, una compañía de mudanzas llega a la entrada del edificio. Diane les observa sacar muebles y otros enseres del camión y le llama la atención una extraña máscara del tamaño de una cabeza. Más tarde, cuando Diane ve por primera vez a su nuevo vecino, Lionel (Robert Downey Jr.), el misterio aumenta. Enfundado en un abrigo, un sombrero y una bufanda, una máscara tapa su cara. Sólo se ven sus ojos, que devuelven con franqueza la mirada fascinada de Diane. En las dos semanas siguientes Diane no deja de observar las idas y venidas de su vecino: sus pasos en la escalera, la música que sale de su ático, etc. Un visitante calvo sube corriendo las escaleras y sale nota

    Comentario

    Una aproximación a la figura de Diane Arbus, una de las fotógrafas estadounidenses que ha hecho historia en el siglo XX. Sus trabajos han sido estudiados y aún hoy, imitados. El director Steven Shainberg (Secretary) realizó su visión personal a esta artista, a la que da vida Nicole Kidman, dejando claro que no se trata de una biografía histórica de Arbus, que vivió de 1923 a 1971, sino su particular homenaje. La película muestra como, antes de convertirse en artista, Arbus era una típica ama de casa americana que ayudaba a su marido en sus sesiones fotográficas para publicidad y revistas de la época hasta que un día descubre a un misterioso hombre encapuchado que, ocultando su rostro, se instala en su mismo edificio. Picada por la curiosidad descubre que el misterioso vecino es un ser enfermo, con el rostro cubierto de vello y que vive en un mundo rodeado de seres deformes a los que la sociedad ignoraba. Es entonces cuando decide fotografiarlos, mezclando sus rostros con los seres considerados normales, empeñándose que lo cotidiano y lo prohibido formen un todo en sus fotografías. Shainberg ha construido su película como un poema a lo repulsivo, una especie de variación del mito de la bella y la bestia, apoyándose en el trabajo de Nicole Kidman. Curiosamente quién siempre había mostrado interés por interpretar a Arbus fue Diane Keaton, pero la primera opción de Shainberg fue Samantha Morton, a la que despidió de mala manera cuando Kidman le dijo que le interesaba el papel, que se lo dio inmediatamente, pese a que de los 17 millones de dólares del presupuesto del filme, la mayor parte se destinó a pagar el caché de la actriz.