REFLEJOS EN UN OJO DORADO (1967)

    Titulo original: Reflections in a Golden Eye
    Año: 1967
    País: EE.UU.
    Duración: 108 min.
    Dirección: John Huston.
    Guión: Gladys Hill y Chapman Mortimer, basado en una novela de Carson McCullers.
    Música:

    Toshirô Mayuzumi.


    Intérpretes

    Elizabeth Taylor, Marlon Brando, Brian Keith, Julie Harris, Zorro David, Gordon Mitchell, Irvin Dugan, Fay Sparks, Robert Forster, Ted Beniades, John Callaghan, Jed Curtis, Harvey Keitel, Frederick Ledebur, Al Mulock y Douglas Stark

    Sinopsis

    La acción transcurre en un fuerte militar, del estado de Georgia, un microcosmos social aislado de toda vía exterior. La relación entre el mayor Weldon Penderton (Marlon Brando) y su esposa Leonora (Elizabeth Taylor), se deteriora por momentos. Mientras que Leonora engaña a su marido con un coronel, Morris Langdon (Brian Keith), cuya esposa, Alison (Julie Harris), vive refugiada en un mundo onírico potenciado por su chico filipino, Anacleto (Zorro David). Weldon trata de superar la situación dando clases en la Academia y entreteniéndose en su afición favorita, espiar a los soldados, en especial a Williams (Robert Forster), un misterioso soldado encargado de las caballerizas, aficionado a exhibir sus dotes ante la ventana de los Pendelton, completamente desnudo y enamorado de Leonora, por el que Weldon se siente tan turbado como fascinado. Tras una crisis, Alison es recluída en un centro sanitario, donde fallece por un paro cardiaco. Weldon se obsesiona cada vez más por sus propios fantasmas y una noche de tormenta en la que Williams había penetrado subrepticiamente en su casa para contemplar, como había hecho otras veces, a Leonora durmiendo, Weldon le mata creyendo que va a por él.

    Comentario

    Adaptación de un breve relato del escritor Carson McCuller, donde John Huston sorprende dirigiendo una historia muy turbia de adulterios, homosexualidad y voyeurismo en un ambiente militar, lejano del cine que había hecho hasta entonces. John Huston apuesta por una puesta en escena audaz de la que siempre se mostró muy satisfecho. Lo más destacado está en las grandes interpretaciones de unos actores de primera fila, capaces de dar consistencia y seguridad a unos personajes muy complejos. Las interpretaciones de Marlon Brando, de Elizabeth Taylor (en una época en que su figura no era todo lo estilizada que ella deseaba), de Brian Keith y de Robert Foster son memorables. Harvey Keitel realiza una breve aparición no acreditada El personaje de Marlon Brando estaba reservado para Montgomery Cliff, que había pedido a Huston que le diese el papel, pero el actor falleció antes de que se pusiera en marcha el rodaje.