NO TENGAS MIEDO (2011)

    Titulo original: No tengas miedo
    Año: 2011
    País: España
    Duración: 90 min.
    Dirección: Montxo Armendáriz
    Guión: Montxo Armendáriz a partir de un argumento de María Laura Gargarella y Montxo Armendáriz.

    Intérpretes

    Michelle Jenner, Belén Rueda, Lluís Homar, Antonio Gil, Rubén Ochandiano, Cristina Plazas, Núria Gago, Javier Pereira, Adelfa Calvo, Ramon Pujol, Elisa Matilla, Ainhoa Quintana, Ainhoa Cantero, Iranzu Erro, Beatriz Murcia, Irene Cervantes y Maider Salas.

    Premios

    Nominada al Goya a la Mejor Actriz Revelación (Michelle Jenner). Premio del Círculo de Escritores Cinematográficos a la Mejor Actriz (Michelle Jenner). Nominada a los Premios del CEC a la Mejor Película, al Mejor Director y a la Mejor Actriz Revelación (Michelle Jenner)

    Sinopsis

    Ambientada en Pamplona, la película sigue a Silvia (Michelle Jenner) a lo largo de los años. De niña comenzó a ser violada por su padre (Lluís Homar), mientras que su madre (Belén Rueda) no se enteraba de nada y ella callaba en silencio. Pasa el tiempo, el matrimonio se ha separado, y ella ha quedado bajo la tutela del padre. Estudia música, toca el violoncello y ayuda a su progenitor en el centro de ortodoncia que dirige. Los abusos prosiguen, aunque de cara a los demás, incluso ante Maite (Nuria Gago), la mejor amiga de Silvia, el padre es un hombre encantador, amable, educado y muy atento. Su madre vive con otro hombre y cuando Silvia le cuenta lo que sucede, no la cree. En la muchacha aparece un disociamiento de personalidad. Se convierte en ludópata, enganchada a las máquinas tragaperras. Y no habla, ni con su amiga, ni con Toni (Rubén Ochandiano), el chico que acaba de conocer y con el que se irá a vivir, ni con la psicóloga (Cristina Plazas) que le trata tras un intento de suicidio. Pero en su lucha contra la adversidad, contra sí misma, y para rehacer su vida, para conquistar la libertad sexual que le arrebataron impunemente, irá aprendiendo a controlar sus miedos y a convertirse en una mujer adulta, dueña de sus actos, debiendo enfrentarse con sentimientos, emociones y personas que la mantienen ligada al pasado.

    Comentario

    Sólo la sensibilidad de Montxo Armendáriz podía escalofriarnos de ese modo. Y sólo la honestidad y la delicadeza de sus pasos nos involucra hasta el tuétano en semejante problemón. Sin morbo, sin desgarro, sin el dramón consabido, que de eso en el cine ya hemos visto demasiado. Y es que la lucidez de “No tengas miedo” radica justamente ahí, en su tono: silencioso y pausado, en ese clima cordial, repugnantemente acogedor que la desdichada víctima respira de puertas afuera. Porque este, no lo olvidemos, es un crimen que siempre se perpetra de puertas adentro. No veremos, pues, aquí ni escenas crudísimas, ni instantes escabrosos; mucho peor que todo eso: saldremos con sensación de impotencia, de culpa incluso, ante una catástrofe de imposible reparación. Eso sí: saldremos también rumiando su terrible magnitud y con la consciencia de que su conocimiento y exposición puede ser el inicio de una (incierta) solución. A la siniestra historia de la candorosa Silvia (Michelle Jenner, un acierto, Lluis Homar, magnífico) Armendáriz le ha insertado, a base de breves cortes, el testimonio de otras víctimas, todos adultos, los que ahora, muchos años después, son capaces de poner en palabras su dolor, su espanto y hasta su remordimiento. Es la otra cara, son los destrozos causados. Y sigue mandando, incluso aquí, idéntico tono: la sobriedad misma hecha imagen, la negación del espectáculo. Y, por tanto, la sospecha de estar ante algo muy cerca no y muy certero. Podemos recordar, claro, otros y buenos títulos sobre el incesto, “El soplo al corazón” de Louis Malle, por ejemplo, o “Laberinto de pasiones” de Almodóvar, o “La prima Angélica” de Carlos Saura. Pero ninguno nos llegará tanto.