MEMORIES OF MURDER (CRÓNICA DE UN ASESINO EN SERIE) (2003)

    24
    Titulo original: Salinui chueok
    Año: 2003
    País: Corea del Sur
    Duración: 130 min.
    Dirección: Bong Joon-ho
    Guión: Bong Joon-ho y Shim Sung-bo, basado en un argumento de Kim Kwang-rim.
    Música: Tarô Iwashiro.

    Intérpretes

    Song Kang-ho, Kim Sang-Kyung, Kim Roe-ha, Song Jae-ho, Byeon Hie-bong, Ko Seo-hee, Park No-Sik, Park Hae-Il, Choi Jong-ryol, Jeon Mi-seon, Tae-ho Ryu, Seo Young-hwa, Woo Go-na, Lee Ok-joo, Yoo Seung-mok, Lee Hun-kyung, Hyeon-jong Sin, Lee Jae-eung, Jung In-sun, Kwun Byung-Gil, Sin Hyeon-jong, Baek Bong-gi, Choi Hyeon-gi, Jo Deok-jae, Jo Moon-Eui, Kim Ha-kyeong, Kim Joo-ryeong, Lee Dong-yong, Yong Oh, Park Hyun-young, Park Jin-woo, Park Tae-kyeong, Shim Sung-bo, Shim Dong-Hwan, Son Kang-gook, Song Jin-ho y Yun Ga-hyun.

    Premios

    Concha de Plata al Mejor Director y Premio Fipresci en el Festival Internacional de Cine de San Sebastián.

    Sinopsis

    Corea del Sur, 1986. En la pequeña provincia de Gyunggi no están acostumbrados a sobresaltos inesperados, así que cuando aparece el cadáver de una joven que había sido violada y brutalmente asesinada, los ciudadanos se quedan aterrados. Por si esto no fuera suficiente, dos meses después aparece otro cadáver en circunstancias muy similares y salta la alarma. Los detectives Park Doo-man (Kang-ho Song) y Cho Yong-koo (Roe-ha Kim) llevan ya un tiempo intentando capturar al asesino en serie sin éxito, así que se une a ellos Seo Tae-yoon (Sang-kyung Kim), un detective de la policía de Seul, que ha solicitado ser asignado al caso. Este detective lleva a cabo unos métodos muy diferentes a los que estaban acostumbrados, provocando multitud de conflictos entre ellos.

    Comentario

    Antes de darse a conocer al gran público con “The Host” y de alcanzar la gloria con “Parásitos”, Bong Joon-ho ya llamó la atención internacional con esta película premiada en el Festival de San Sebastián que aborda el tema del horror desde una óptica humana y realista, con notas de humor, desmitificando la violencia y el crimen y alejándose de convencionalismos. Su acercamiento a la muerte no lo hace desde la resolución del rompecabezas que supone cualquier crimen, sino desde la cólera y tristeza, teniendo en cuenta el punto de vista de las familias de las víctimas y mostrando la dimensión más trágica de un asesinato brutal. Uno de los thrillers surcoreanos más intensos y mejor construidos de los últimos años, basado en hechos reales