LA SOGA DE LA HORCA

    32
    Titulo original: Cahill, United States Marshal
    Año: 1973
    País: EE.UU.
    Duración: 102 min.
    Dirección: Andrew V. McLaglen
    Guión: Harry Julian Fink y Rita M. Fink, basado en una historia de Berney Slater.
    Música: Elmer Berstein.

    Intérpretes

    John Wayne, George Kennedy, Gary Grimes, Neville Brand, Clay O’Brian, Marie Windsor, Morgan Paul, Dan Vadis, Royal Dano, Scott Walker, Denver Pyle, Jackie Coogan, Rayford Barnes, Dan Kemp y Harry Carey, Jr.

    Sinopsis

    El Marshal J. D. Cahill (John Wayne), acude a la pequeña ciudad de Valentino, en Texas, para investigar el asalto y robo de un banco en cuyo transcurso fueron asesinados el sheriff y el alguacil local. En la cárcel hay cuatro presos, uno de ellos es Danny (Gary Grimes), su hijo mayor de 17 años, acusado de participar en una pelea. Al poco tiempo, su otro hijo, Billy Joe (Clay O’Brien) de 12 años, también aparece por la cárcel. Cahill se da cuenta que sus hijos le ocultan algo. Deja al menor con una familia amiga, nombra alguacil a Danny, y junto a un rastreador comanche llamado Pies Ligeros (Neville Brand) recorren todo el territorio explorando los lugares donde sospecha que se pueden esconder los asaltantes, sin obtener resultados positivos de ningún tipo. Cahill, durante esta exploración, intenta aproximarse y dialogar con su hijo, que está resentido por la soledad en que su padre le dejó durante largos años. Mientras hablan, el Marshal estudia el método empleado en el atraco buscando una pista que lo relacione con alguno de los delincuentes de la región, pero no logra encontrar conexión alguna, ya que, en realidad, los ladrones se esconden tras una coartada que les resulta perfecta.

    Comentario

    Un western con John Wayne al frente siempre merece atención. Este, dirigido por el prolífico Andrew V. McLaglen, al que algunos críticos han considerado como el heredero de John Ford, es a la vez un toque de atención a la institución familiar a través de un sheriff que investiga un atraco uno de cuyos hijos resulta ser el principal sospechoso.