LA HIJA DE JUAN SIMÓN (1956)

    18
    Titulo original: La hija de Juan Simón
    Año: 1956
    País: España
    Duración: 85 min.
    Dirección: Gonzalo Delgrás
    Guión: Jesús María de Arozamena y Antonio Más Guindal, basado en la historia de Nemesio M. Sobrevila.
    Música: Maestro Montorio. Temas musicales: "La hija de Juan Simón", interpretado por Antonio Molina, "Plegaria", interpretado por Antonio Molina, "¡Ay, Carmela!", interpretado por Antonio Molina, "La tortolica", interpretado por Antonio Molina, "Las murallas de Cádiz", interpretado por Antonio Molina, "Soy un pobre presidiario", interpretado por Antonio Molina, y "Cantar... cantar", interpretado por Antonio Molina.

    Intérpretes

    Antonio Molina, María Cuadra, Manuel de Juan, Mario Berriatúa, Maruja García Alonso, Miguel del Castillo, Juanita Cáceres, Jesús Puente, Celia Condado, Lolita Quesada, Carmen Sanz, Lis Rogi, Celia Foster, Luis Ramírez, Rufino Inglés, Luis Domínguez Luna, José Fermán, María Jesús García, Juanita Muñoz, Carmen Pastor, Lidya Batalla, José Vilar y José Morales.

    Sinopsis

    Un equipo cinematográfico llega a un pueblecito de Castilla para filmar los exteriores de la película «La hija de Juan Simón». El enterrador del pueblo, llamado Juan Simón (Manuel de Juan), tiene una hija llamada Carmela (María Cuadra), que se enamora del galán de la película, Alfredo (Mario Berriatúa), ante la decepción de Antonio Lucena (Antonio Molina), joven adoptado por Juan Simón, que ama secretamente a Carmela. Cuando finaliza el rodaje, Alfredo se marcha sin preocuparse de más, y Carmela se va detrás de él, dejando una nota para su padre. En Madrid, Carmela consigue un empleo de doble cinematográfica, pero lleva una vida indeseable, ganando un dinero fácil, con el que manda regalos a su pueblo. Allí, Antonio se entera de la organización de un concurso radiofónico para cantantes noveles y, junto con Juan Simón, se presenta en Madrid para participar. Allí son víctimas de un engaño tramado por Carmela y Alfredo, que les hacen creer que se han casado. Antonio gana el concurso, y en la fiesta que sigue al mismo, se presenta un señor que besa públicamente a Carmela, descubriendo toda la trama. Alfredo confiesa la verdad y Antonio le golpea y le mata, yendo a parar a la cárcel. Carmela, abandonada por todos, deambula día y noche por las calles de Madrid, hasta que es ingresada en un hospital. De allí regresa a su pueblo, donde muere en brazos de su buena amiga Fuensanta.

    Comentario

    Segunda versión de la película de 1935, dirigida por José Luis Sáenz de Heredia y supervisada por Luis Buñuel, basada en una historia de Nemesio M. Sobrevila y que fue uno de los mayores éxitos del cine de la República. Este remake de 1956 se mueve por el terreno del cine dentro del cine y pone todo su acento en el personaje de Antonio Molina, a cuyo servicio está hecho el filme y que canta un buen número de canciones.