HONORABLES SINVERGÜENZAS

    78
    Titulo original: Honorables sinvergüenzas
    Año: 1962
    País: España
    Duración: 85 min.
    Dirección: José Luis Gamboa.
    Guión: José Luis Gamboa y Ángel Álvarez.
    Música: F. Pérez Devesa. Temas musicales interpretados por el Sexteto de Camilo Williart.

    Intérpretes

    Carmen de Lirio, Félix Dafauce, Alfonso Godá, Aurora Redondo, Ángel Álvarez, Paquito Cano, Rafael Alcántara, Manolita Barroso, Francisco Bernal, Ángel Calero, Beni Deus, Teresa Gisbert, Pilar Gómez Ferrer, Manuel Guitián, Antonio Martínez, Mario Moreno, Santiago Ontañón, José Orjas, Ángel Ortiz, José Riesgo, Antonio Riquelme, Alfonso Rojas y Aníbal Vela

    Sinopsis

    Un pícaro, Sócrates Vadillo (Paquito Cano), perteneciente a una banda de timadores que capitanea una bella mujer, Marta Tena, acaba de salir de una cárcel pueblerina. Ya en el tren, conoce a un matrimonio de ricos paletos de un pueblo, Roque Martínez (Ángel Álvarez) y Sagrario Martín (Aurora Redondo), que vienen a Madrid para consultar con un afamado doctor. Sócrates, mientras duermen todos en el vagón, tiene la idea de robarle la repleta cartera que le ha visto, pero cambia súbitamente y piensa que es mejor darle un timo por una fuerte cantidad. Al llegar a Madrid se lo expone a su jefe, y entre toda la banda deciden y traman la venta a los paletos de la Casa de Fieras del Retiro. Un tal Alejandro Escobar (Alfonso Godá), conocido falsificador, entra posteriormente al servicio de los otros timadores, pero en un momento de reflexión ha tomado el camino del bien y, tras de intentar regenerar a sus compañeros, aunque sin éxito, termina por apoderarse de las setecientas mil pesetas timadas a los paletos y se las devuelve a Roque, convenciéndole, a su vez, para que restituya el dinero y tierras de las que, con usura, se había apoderado en el pueblo, así como que a toda la banda -menos a Marta, que purga en la cárcel su merecido castigo- la emplee en sus tierras, trabajando al fin honradamente.

    Comentario

    Típica comedia de pícaros y timadores, un género muy desarrollado en el cine español de finales de los 50 y principios de los 60, con una constante influencia de muchas películas italianas sobre el tema, que dirige, escribe y produce José Luis Gamboa. Es una película con alguna influencia de La muralla, dirigida por Luis Lucia tres años antes, a la que incluso se cita en algún momento. Como es obvio en la España de la época, el final moralizante con el triunfo del bien se acabará imponiendo, más por motivos de censura que por pedirlo la historia.