HANA

    13
    Titulo original: Hana yori mo naho
    Año: 2006
    País: Japón
    Duración: 127 min.
    Dirección: Hirokazu Kore-eda
    Guión: Hirokazu Kore-eda.

    Intérpretes

    Junichi Okada, Rie Miyazawa, Arata Furuta, Jun Kunimura, Katsuo Nakamura, Tadanobu Asano, Yoshio Harada, Teruyuki Kagawa, Tomoko Tabata, Yui Natsukawa, Renji Ishibashi, Ryuuhei Ueshima, Yuichi Kimura, Seiji Chihara, Ryo Kase, Susumu Terajima, Kenichi Endo, Moeko Ezawa, Sei Hiraizumi, Natsuo Ishido, Ryo Katsuji, Hiei Kimura, Eiji Minakata, Yuji Nakamura, Shohei Tanaka, Tetsushi Tanaka y Masa Tommies.

    Premios

    Presentada en la Sección Oficial del Festival Internacional de Cine de San Sebastián.

    Sinopsis

    Edo, 1702, en la tranquila época de Tsunayoshi, quinto sogún de la dinastía de Tokugawa, conocido como “el Sogún Perro”, bajo cuyo mandato se prohibió el sacrificio de animales. Invierno. Amanece como cualquier día en un vecindario pobre. Aoki Sozaemon, conocido como Soza (Junichi Okada) es un joven samurai que ha llegado a Edo desde la ciudad de Matsumoto, en la provincia rural de Shinshu, en busca de Jubei Kanazawa (Tadanobu Asano), el enemigo de su padre. Si consigue vengar su muerte, Soza recibirá la cuantiosa suma de 100 ryo. Al chico le conviene cumplir con su misión cuanto antes, ya que así restaurará la reputación y la fortuna del padre, que era maestro de espada. Pero Sozaemon no encuentra a Kanazawa, y el dinero que le mandaron desde su casa se le está acabando. Para colmo, su amigo y vecino Sadashiro (Arata Furuta) siempre lo engaña para ir a todos los baños públicos y restaurantes de la ciudad con el dinero de Soza. El nivel de vida del joven samurai se aproxima paulatinamente a la miseria más absoluta. Sin embargo, para Soza, que da clases de escritura y ábaco en una academia privada que ha abierto para salir adelante, los días tienen un pequeño aliciente: ver a Osae (Rie Miyazawa), una guapa viuda que vive enfrente de él y de la que se está enamorando. Primavera. Un buen día piden a Soza que dé clases de espada a Shinnosuke (Shohei Tanaka), el hijo de Osae. Sin embargo, delante de todos sus amigos del barrio, Soza es vencido por Sodekichi (Ryo Kase), que odia a los samuráis. Entonces se descubre que Soza no tiene no tiene ni idea de manejar la espada. Se acerca la época de floración de los cerezos, y en el barrio se prepara la representación teatral de la obra “La falsa venganza”. A Soza le toca el papel de villano, y cuando traen a un auténtico samurai para colaborar en la obra, sale por piernas y demuestra que aunque no es bueno con la espada es muy hábil en lo que a huidas se refiere. Un samurai golpea con todas sus fuerzas, y si no consigue mantenerse frente a su adversario, se quita la vida, como las flores del cerezo. Así debe ser un guerrero… Sin embargo, Soza demuestra ser distinto a los demás samurais. Verano. A un barrio pobre, a menudo llega gente de lugares desconocidos. Varios samurais de Akou, al oeste de Japón, se han trasladado discretamente al barrio dispuestos a vengar a su señor, Asano Takumi no Kami. Disfrazados de comerciantes, se reúnen como si fueran los pacientes de su jefe, Junai Onodera (Yoshio Harada), que se hace pasar por médico. Esperan ansiosos el día en que todos sus compañeros se reúnan para atacar al enemigo. Como Soza está allí en una misión de venganza pero no hace nada al respecto, Onodera sospecha que podría ser un espía de Kira, el hombre que empezó la pelea por la que se acabó ordenando a Asano que se suicidara. Para despejar sus sospechas, Onodera presenta a Soza a uno de sus subordinados, Kichiemon Terasaka (Susumu Terajima), que comparte con Soza el interés por el juego del go. Otoño. En realidad, hace mucho que Soza ha encontrado a su enemigo. Sin embargo, Kanazawa ha abandonado la espada y vive tranquilamente con su mujer y su hijo, trabajando de jornalero. Pero de estar con los vecinos del barrio, con su forma jovial y optimista de vivir el día a día, Soza ha empezado a preguntarse qué sentido tiene realmente la venganza. Un buen día, Soza va con Osae y su hijo a un santuario y el corazón se le encoge cuando ella le recrimina que lo único que le quede de tu padre sea el odio. Soza acaba por enterarse de que el marido de Osae también fue asesinado, y que ella también tiene una venganza que cumplir. Otra vez invierno. Terasaka y Soza se han hecho muy amigos. Una tarde, mientras juegan al go antes de que anochezca, empiezan a hablar de temas importantes para ellos. Cuando Soza lo oye, para de jugar. De repente, toma una decisión. Necesitará la ayuda de sus vecinos pero… se tomará su venganza a su manera…

    Comentario

    Una producción japonesa que da un giro neorrealista a los tradicionales dramas históricos de samurais típicos de esta cinematografía. El filme está dirigido por Hirokazu Kore-eda, que da un giro con respecto a su anterior película, "Nadie sabe". La película mezcla la comedia humana llena de emociones con un trasfondo real del siglo XVIII, el periodo Genroku, que estuvo marcado por la legendaria prosperidad de Edo (la actual Tokio). El filme es ante todo un canto a la vida, que viene a romper con la tradición del cine de samurais en donde el honor, la guerra y la sangre suelen ser los elementos protagonistas. Aquí, sin embargo, el director apuesta por una eficaz combinación de historia de relaciones humanas, emociones y humor, todo envuelto en una buena descripción de la vida en uno de los barrios más pobres del Edo de la época, y tiene como telón de fondo la famosa historia de Akou-Roshi "La venganza de los 47 sirvientes leales", la historia real de 47 ronin leales que vengaron la muerte de su señor. Fueron venerados, y su historia se hizo muy famosa durante la época de paz, cuando se cuestionaba la necesidad de que existieran samuráis. El filme está protagonizado por Junichi Okada, que además de actor es también es un cantante de éxito en su país.