FRESA Y CHOCOLATE (1993)

    Titulo original: Fresa y chocolate
    Año: 1993
    Fecha de estreno en España: 15-01-1995. Reposición: 08-10-2021
    País: Cuba - España - México
    Duración: 111 min.
    Dirección: Tomás Gutiérrez Alea y Juan Carlos Tabío
    Guión: Senel Paz y Tomás Gutiérrez Alea, basado en un relato de Senel Paz
    Música:

    José María Vitiel.


    Intérpretes

    Jorge Perugorría, Vladimir Cruz, Mirta Ibarra, Francisco Gattorno, Joel Angelino, Marilyn Solaya, Andrés Cortina, Antonio Carmona, Ricardo Ávila, María Elena del Toro, Zolanda Oña y Diana Iris del Puerto.

    Premios

    Premios Oscar: Nominada al Oscar a la Mejor Película de habla no inglesa.
    Premios Goya: Goya a la Mejor Película Extranjera de Habla Hispana.
    Festival Internacional de Cine de Berlín: Oso de Plata Premio Especial del Jurado.
    Festival de Cine de Sundance: Premio Especial del Jurado y Mención Especial a Tomás Gutiérrez Alea
    Festival de Cine de La Habana: Premio a la Mejor Película.


    Sinopsis

    David (Vladimir Cruz) es un joven militante comunista que estudia sociología en la Universidad de La Habana castrista que sufre un revés amoroso cuando se frustra su relación con la joven Vivian (Marilyn Solaya). Después de este fracaso sentimental, David conoce a Diego (Jorge Perugorría), un artista cubano de tendencias homosexuales que provoca el rechazo inicial de David, caracterizado por su machismo intolerante. Mientras, Diego es vigilado por una mujer, Nancy (Mirta Ibarra), una prostituta que derrocha humanidad, mezclando religiosidad y ritos ancestrales. El enfrentamiento entre David y Diego provoca discusiones sobre la libertad y los dogmas entre otros muchos temas, derivando su relación conflictiva en una progresiva amistad.

    Comentario

    La película más popular del cine cubano, preparada y comenzada a dirigir por Tomás Gutiérrez Alea y finalizada por Juan Carlos Tabío cuando aquel cayó enfermo. Nominada al Oscar a la mejor película extranjera, consagró a sus dos protagonistas, Jorge Perugorría y Vladimir Cruz. El filme supuso una apertura para la cinematografía cubana cuyo régimen había considerado hasta poco antes la homosexualidad como un delito. La historia de dos hombres que son completos opuestos: uno gay, el otro hetero; uno comunista, el otro individualista; uno desconfiado, el otro confiado; y de como llegan a quererse. Uno prefiere el helado de fresa y el otro de chocolate. A pesar de sus desavenencias ellos pueden convivir en paz, pero la sociedad en la cual conviven entorpece a cada paso esta posibilidad.