EL NIÑO DE LA BICICLETA

    9
    Titulo original: Le gamin au vélo
    Año: 2011
    País: Bélgica – Francia –Italia
    Duración: 87 min.
    Dirección: Jean-Pierre Dardenne y Luc Dardenne
    Guión: Jean-Pierre Dardenne y Luc Dardenne

    Intérpretes

    Cécile de France, Thomas Doret, Jéremie Reiner, Thomas, Fabrizio Rongione, Egon di Mateo, Olivier Gourmet, Batiste Sornin, Samuel De Rijk, Carl Jadot, Claudy Delfosse, Jean-Michel Baltasar, Frédéric Dussenne, Myriem Akheddiou, Sandra Raco, Hicham Slaoui, Romain Clavareau, Charles Monnoyer, Jasser Jaafari, Mireille Baillo, Mourad Maimuni, Neda Luga, Laurent Caron, Selma Alaoui, Youssef Tiberkanine, Michèle Romus, Bilal Covino, Valentin Jacob, Lara Persain, Jérémie Segard y Sabrina Mastratisi.

    Premios

    Gran Premio del Jurado del Festival Internacional de Cine de Cannes Seleccionada para la Sección Oficial en Competición de la Semana Internacional de Cine de Valladolid (Seminci)
    Premio al Mejor Guión en los Premios del Cine Europeo. Nominada a la Mejor Película y a la Mejor Actriz (Cécile De France).
    Nominada al Globo de Oro a la Mejor Película en idioma extranjero.

    Sinopsis

    Cyril Catoul (Thomas Doret) es un chico de casi 12 años que solo tiene un plan: encontrar al padre que le dejó temporalmente en un hogar para niños abandonados. Cuando intenta escaparse de sus cuidadores en la consulta del médico, se choca con Samantha (Cécile de France), una joven peluquera, que esperaba turno para ser atendida. La mujer le regala al muchacho la bicicleta con que sueña y se le permite quedarse con el niño los fines de semana. Pero Cyril no reconoce el amor que siente Samantha por él, un amor que él necesita desesperadamente para calmar su rabia. Crece en un mundo violento donde el intento de robo de su bicicleta desencadenara su brutal violencia y que una pandilla de jóvenes delincuentes le apodan “pitbull” y le utilicen para sus propios fines.

    Comentario

    Acostumbrados a una cultura del efectismo y la lágrima fácil y, en manos de un buen puñado de directores y guionistas al uso, un dramón de la envergadura que vive Cyril, el niño que es rechazado por su padre y vive en un centro de acogida, se traduciría inmediatamente en una catarata de infortunios y violencia. Pero felizmente esta desoladora historia de orfandad y rebeldía, de rabia y desesperación, la cuentan dos superdotados, tocados de una sobriedad y una elegancia narrativa modélica; dos hermanos que, una vez más, miran y nos hacen mirar a sus criaturas con una sensatez y una empatía infinitas. Y ya sólo por eso “El niño de la bicicleta” resulta rotunda, efectiva, contundente; y duele mucho más. Maestros del minimalismo de la vida cotidiana, de la vida sin espectáculo ni alharacas, de la vida misma en definitiva, los Dardanne nos ponen ahora frente a una realidad, la de los hijos abandonados, demasiado frecuente y no por ello menos desoladora. Pero para meternos hasta los codos en esa harina no optan por el discurso plúmbeo y la verborrea moralista, sólo exponen y muestran pequeños gestos, minúsculas complicidades, discretas sonrisas y más discretas pero profundas frustraciones, las de este chico que pide cariño a gritos. Es como un golpe seco, cortante y casi definitivo…si no fuera porque la pequeña historia del niño desamparado entraña también una visión del lado bueno de las personas, o lo que es lo mismo, un canto a la esperanza. Y toda esa madeja de emociones y sensibilidades en ningún caso sensibleras se des enreda sin pausa entre los dedos de dos grandes actores, una magnífica Cécile de France y el admirable Thomas Doret, el protagonista. Sencillamente cautivadora.