EL EXÓTICO HOTEL MARIGOLD (2011)

    Titulo original: The Best Exotic Marigold Hotel
    Año: 2011
    País: Gran Bretaña
    Duración: 124 min.
    Dirección: John Madden
    Guión: Ol Parker, basado en la novella de Deborah Moggach "These Foolish Things".
    Música: Thomas Newman.

    Intérpretes

    Maggie Smith, Bill Nighy, Judi Dench, Tom Wilkinson, Dev Patel, Penelope Wilton, Celia Imrie, Ronald Pickup, Tena Desae, Diana Hardcastle, Ramona Marquez, Liza Tarbuck, Lillete Dubey, Russell Balogh, Fiaz Ali y Israr Azam.

    Premios

    Nominada al Premio BAFTA de la Academia del Cine Británico a la mejor Película británica. Nominada al Premio del Público en los Premios del Cine Europeo.
    Nominada a los Globos de Oro a la Mejor Película de Comedia o Musical y a la Mejor Actriz de Comedia o Musical (Judi Dench)

    Sinopsis

    El exótico Hotel Marigold se supone que es la solución que la India propone a los ciudadanos más selectos de Reino Unido para que disfruten de su jubilación –un lugar donde poder pasar su edad dorada rodeados de suntuosos servicios y comodidades–,hasta que siete jubilados con una perentoria necesitad de cambio se presentan a la entrada de este complejo vacacional, no precisamente muy acondicionado. Quienes llegan a la excesivamente cálida ciudad de Jaipur, con la única esperanza de poder iniciar una nueva vida y cada uno con su propio y personal equipaje, son: la afligida y asfixiada económicamente Evelyn (Judi Dench), el desencantado juez del Tribunal Supremo Graham (Tom Wilkinson), la belicosa pareja conformada por Douglas y Jean (Bill Nighy y Penelope Wilton), los convencionales y ávidos de amor Norman (Ronald Pickup) y Madge (Celia Imrie), y Muriel (Maggie Smith), cuyo único objetivo es que le arreglen cuanto antes su cadera y abandonar la India inmediatamente y para siempre. Cuando estos siete primerizos espíritus intrépidos llegan para inaugurar este hotel de jubilados en la India, concebido para los ciudadanos británicos en sus años otoñales, no se parece en nada a lo que la publicidad especificaba. El propietario y director del alojamiento Sonny Kapoor (Dev Patel) les promete realizar una profunda transformación, pero no va a ser únicamente el edificio el que resultará transformado. Todos ellos se encuentran a merced del ingenuamente ambicioso Sonny, que heredó de su padre este antiguamente sofisticado edificio y que aún tiene la esperanza de convertirlo en un lujoso hotel de primera categoría. Por ahora, lo que sólo puede ofrecer probablemente es caos, pero Sonny compensa esa carencia de recursos con su gran entusiasmo. Aun así, los nuevos residentes se sienten horrorizados al descubrir que algunas “mejoras” de la propiedad están absolutamente paralizadas, provocando la incertidumbre, en el mejor de los casos, en servicios tan elementales como el agua, la electricidad y el teléfono. Igualmente, se sienten desorientados por una India repleta de contrastes, que es al mismo tiempo embriagadora y aterradora, tradicional y moderna, hermosa y extraña. Al principio, estos siete recién llegados se muestran inseguros acerca de lo que el futuro puede depararles, pero a medida que empiezan a establecer nuevas amistades y a realizar inesperados descubrimientos, se dan cuenta de que la vida y el amor pueden surgir de nuevo cuando consiguen dejar atrás su pasado.

    Comentario

    Seguro que al muy británico John Madden no le gusta en exceso la expresión “vivir de las rentas” pero, qué se le va a hacer, hoy por hoy y después de trece años sigue compareciendo ante el mundo entero como el director de la osca rizada “Shakespeare in love”. No está nada mal la etiqueta pero, salvo algún pico revelador (“La deuda”, por ejemplo) no consigue despegársela ni a tiros. Claro que no son precisamente tiros lo que inunda “El exótico hotel Marigold”, comedia poco dramática y muy coral, tan ajustada al director de teatro que Madden lleva dentro; es más bien el gusto por lo amable y lo conciliador.Y desde esa perspectiva, llena la emotiva aventura otoñal de buenas intenciones y un gran reparto que se hace con la mitad de la película, desde luego: Maggie Smith, Bill Nighy, Judi Dench o Tom Wilkinson, están perfectos; y la otra mitad… pues la ocupan sonrisas bonachonas, guiños cómplices y una mirada indulgente hacia la India ex colonial. Como si los nietos de aquellos estirados ingleses de antaño hubieron decidido desfacer el entuerto y dejar la cuenta exterior a cero. Todo ello, eso sí, regado de diálogos ocurrentes y buen ritmo, sin entrar en molestas honduras, sin jorobar a un prójimo ya de por si bastante jorobado. Un cuento redondo, pero cuento, que recuerda demasiado (la India, el joven actor Dev Patel…) a “Slum dog Millionaire”, más oscarizada aún que su Shakespeare, y firmada por Danny Boyle, su compatriota y tal vez amigo. A ver si al final a Madden le tiran las rentas como a cualquier mortal… lícito y humano. En todo caso, a punto ha estado de dar en el clavo.