CAZADOR DEL ESPACIO, AVENTURAS EN LA ZONA PROHIBIDA

    Titulo original: Spacehunter
    Año: 1983
    País: EE.UU
    Duración: 90 min.
    Dirección: Lamont Johnson
    Guión: Len Blum, Daniel Goldberg, David Preston y Edith Rey, según una historia de Stewart Harding y Jean LaFleur.
    Música: Elmer Bernstein.

    Intérpretes

    Peter Strauss, Molly Ringwald, Ernie Hudson, Andrea Marcovicci, Michael Ironside, Beeson Carroll, Harant Alianak, Deborah Pratt, Aleisa Shirley, Cali Timmins, Paul Boretski, Patrick rowe y Reggie Bennett.

    Sinopsis

    Wolff (Peter Strauss), piloto de una nave interespacial, capta un mensaje de socorro de otra nave que ha perdido a tres de sus tripulantes, mujeres, en Terra Once, un planeta que se muere bajo una misteriosa plaga. Wolff rescata a una de ellas, la joven Niki (Molly Ringwald), superviviente de una misión médica que intentó acudir en ayuda de los afectados por la epidemia. Esta ofrece a Wolff su ayuda para conducirle a la llamada Zona Prohibida, región habitada por unos monstruos y mutantes, restos de la catástrofe, donde supone que se encuentran sus compañeras. En su camino, Wolff y Niki se encuentran a un antiguo amigo del piloto, a una hermosa androide, tripulante de su aeronave, y dos valientes motoristas del equipo. En la Zona Prohibida impone su cruel tiranía Overdog (Michael Ironside), un científico terrestre renegado, poseedor del escasísimo suero que aún podía atajar la epidemia, de la que también él fue víctima. Una complicada máquina le mantiene con vida en la Ciudad Cementerio, una metrópoli corrupta. La misión de Niki y Wolff exige rescatar a Overdog en su propia madriguera y vencer, uno tras otro, a sus sucesivos protectores: los buitres voladores, las mujeres barracuda de la Ciénaga Maldita o los murciélagos vampiros. Pero siempre les quedará pendiente la aventura más escalofriante de todas, la lucha a muerte contra el tirano en aquel planeta de pesadilla antes del rescate final y la huida de un mundo de muerte.

    Comentario

    Una entretenida película fantástica, rodada originalmente en tres dimensiones (3-D) por Lamont Johnson, un director todo terreno (Lipstick, lápiz de labios, Pesadilla en la nieve, Alguien mató a su marido), realizada de forma tan efectiva como digna, resultando sobre todo un espectáculo muy superior al aluvión de películas de ciencia ficción que surgieron a principios de los 80 como respuesta al éxito de La guerra de las galaxias.