Según ha confirmado Agustín Almodóvar, su hermano Pedro acaba de inicial el rodaje de «Madres paralelas», película con la que regresa así al cine de mujeres-madres, una constante en su carrera. Penélope Cruz, Aitana Sánchez Gijón y la joven Milena Smit interpretarán a las tres madres de la película, acompañadas por Israel Elejalde en el principal personaje masculino. También cuenta con la colaboración de Julieta Serrano y Rossy de Palma. «Madres Paralelas» se presenta como un drama muy intenso.

A lo largo de su filmografía, las madres han representado un universo propio. Parte del mérito de que Almodóvar escribiera la mayoría del guion de «Madres paralelas» durante el confinamiento de la primavera del 2020, se debe a la cantidad de cintas que ha hecho que abordan la psicología de una madre. La película narra la historia de dos mujeres que nacen el mismo día y que tendrán vidas paralelas.

Cronológicamente, una de sus primeras películas cuya protagonista era una madre fue en «¿Qué he hecho yo para merecer esto?», de 1984 y protagonizada por una Carmen Maura ya asentada como «chica Almodóvar». Maura interpretaba a Gloria, una ama de casa que siente una gran frustración en su vida. Gloria está casada con un marido machista, una suegra un tanto psicópata y sus dos hijos delincuentes, uno chapero y otro traficante de drogas. Su única amiga es su vecina, interpretada por Verónica Forqué, y que ejerce la prostitución. Ante la situación de agotamiento por el infierno urbano en el que vive, Gloria es adicta a las anfetaminas.

En 1981 hace «Tacones lejanos», donde Marisa Paredes interpretaba a la diva Becky del Páramo, madre de Victoria Abril en la ficción, la cual interpreta a Rebeca. Esta, es una presentadora de televisión que espera el regreso de su madre desde México, donde ha estado 15 años sin ver a su hija. Mientras espera a que llegue, Rebeca rememora su infancia y su complicada relación con su madre, que la abandonó por su carrera. A pesar de que Rebeca la quiere y desea su regreso, entre ambas existe un vínculo tóxico. En «Todo sobre mi madre», Almodóvar narraba la historia de Manuela, interpretada por Cecilia Roth, una enfermera que ve morir a su hijo en un accidente, por el que sentía una devoción absoluta y que la deja emocionalmente rota y con un profundo sentimiento de soledad. Tras esto, Manuela emprende un viaje para encontrar al padre de su hijo, no sin antes encontrarse a personajes de todo tipo durante el camino.

Después de dirigir «Hable con ella» y «La mala educación», Almodóvar volvió a la historia de madres en «Volver», del 2006. En el film, Carmen Maura daba vida a la madre de Penélope Cruz y Lola Dueñas, las cuales creen que su madre murió en un incendio años atrás, que reaparece para para solucionar unos asuntos pendientes. La película estuvo galardonada con cinco Goyas, el premio de interpretación femenina al conjunto de sus actrices en el Festival de Cannes y nominada a los Oscar y Globos de Oro. En «Julieta» (2016) recomponía la relación entre una hija y su madre, interpretada por Emma Suárez y por Adriana Ugarte en su versión más joven. A Julieta le recorre un sentimiento de culpa constante por llevar 12 años sin ver a su hija Antía y un encuentro con una amiga de su hija hace que decida poner en escrito y organizar su vida hasta el momento actual. Y en «Dolor y gloria» (2019), el manchego intentó saldar deudas con su madre. Además, Almodóvar sacó a su verdadera madre, Francisca Caballero, en muchos de sus largometrajes.

Con «Madres Paralelas» Pedro Almodóvar regresa al universo femenino, a la maternidad, a la familia, para hablar de la importancia de los ancestros y de los descendientes y de la presencia inevitable de la memoria. Hay muchas madres en su filmografía, las que forman parte de este relato son muy distintas, según el cineasta: «Como narrador, en este momento me inspiran más las madres imperfectas». La película narra la historia de unas mujeres que nacen el mismo día y que tendrán vidas paralelas.