XXY

    12
    Titulo original: XXY
    Año: 2007
    País: Argentina - España - Francia
    Duración: 86 min.
    Dirección: Lucía Puenzo
    Guión: Lucía Puenzo, basado en el cuento “Cinismo” de Sergio Bizzio
    Música: Andrés Goldstein y Daniel Tarrab

    Intérpretes

    Inés Efrón, Ricardo Darín, Valeria Bertuccelli, Germán Palacios, Carolina Pelleritti, Martín Piroyansky, Guillermo Angelelli, César Troncoso, Jean Pierre Reguerraz, Ailín Salas, Luciano Nóbile y Lucas Escariz

    Premios

    Premio de la Semana de la Crítica y Premio de la Juventud del Festival de Cannes Seleccionada para la competición de la Semana Internacional de Cine de Valladolid (Seminci) Premio Goya a la Mejor Película Extranjera de habla hispana.

    Sinopsis

    Alex (Inés Efrón) es una adolescente de 13 años que esconde un secreto: es hermafrodita. Poco tiempo después de nacer, Kraken (Ricardo Darín) y Suli (Valeria Bertuchelli), sus padres, decidieron dejar Buenos Aires para instalarse en una cabaña de madera aislada del mundo, situada en un médano a orillas de la costa uruguaya. Su objetivo siempre fue que Alex creciera sin los prejuicios del entorno, protegida y feliz. Y que al alcanzar la pubertad pudieran decidir juntos qué camino seguir. Ese día llegó. En el comienzo de nuestra historia, los padres de Alex reciben a una pareja de amigos que vienen desde Buenos Aires con su hijo de 16 años, Álvaro (Martín Piroyanski). Las mujeres fueron amigas íntimas en el colegio, pero Suli ya no tiene nada en común con Erika (Carolina Pelereti). Sus esposos se detestan. El padre de Alex es biólogo, le dedica su vida a salvar tortugas marinas. El padre de Álvaro, Ramiro (Germán Palacios) es cirujano plástico y viven radicados en los Estados Unidos. Aceptó la invitación por su interés médico en la hija de sus amigos. Sus hijos están en esa edad en la que uno vive casi constantemente en un estado de excitación. Por si fuera poca la turbulencia de su edad, Álvaro está en pleno conflicto con su sexualidad. Alex, por su parte, es una púber precoz, desenfadada y ácida. En el primer día de conocerse, le propone sin preámbulos que se acueste con ella. Álvaro no puede creer lo que escucha: que una chica, dos años menor que él, le proponga algo así, lo deja al borde del mutismo. Mientras la relación de los chicos se torna cada vez más íntima, los adultos están cada vez más lejos. Kraken y Suli, por debajo de su discurso de libertad de elección, están aturdidos por el hermafrodismo de su hija. Y cuando Kraken descubre a su hija y Álvaro, al atardecer del tercer día, a punto de hacer el amor, se desata la tormenta. Todo cambia a partir de ese momento. Kraken, Suli y Alex ya no pueden mirarse de la misma manera. En las próximas horas, la incomodidad en el grupo crece a una velocidad asombrosa. Lo que no se dice hace de la convivencia un infierno. En esa convivencia aislada del mundo, los secretos de todos salen a la luz: la distancia irrecuperable y el miedo a tocarse de Kraken y Suli, la crisis en la que hace años está hundido el matrimonio de sus amigos, el enamoramiento inevitable que se produce entre sus hijos. Y, por supuesto, el secreto que se esconde detrás del exilio y la rareza de Alex. Lo que pasó en ese cuarto es una conmoción para ambos adolescentes, porque los enfrenta con sus sexualidades. Todos están perturbados por diferentes motivos: para los invitados, el viaje ha funcionado como un detonante del fin de su pareja; a Kraken y Suli, el despertar sexual de su hija los enfrenta con sus peores temores… Todos saben que de acá en adelante nada va a ser igual.

    Comentario

    El debut como directora de la escritora y guionista Lucía Puenzo, hija del director Luis Puenzo, que fue coguionista junto a su padre de “La puta y la ballena”, que dirigió éste. Protagonizada por Ricardo Darín, Valeria Bertuccelli, Carolina Peleretti, Germán Palacios y los jóvenes Inés Efron y Martín Piroyanski, la película basa en un cuento de Sergio Bizzio titulado “Cinismo” y toca el tema del despertar sexual adolescente en una joven hermafrodita.