X-MEN 2 (2003)

    16
    Titulo original: X2
    Año: 2003
    País: EE.UU.
    Duración: 130 min.
    Dirección: Bryan Singer
    Guión: Michael Dougherty, Dan Harris y David Hayter, a partir de un argumento de David Hayter inspirado en los personajes del cómic “La patrulla X” creado por Stan Lee y Jack Kirby.
    Música: John Ottman. Temas musicales: “Dies Irae” del “Requiem en D Menor, K.626”, de Wolfgang Amadeus Mozart; “Evolution Exhibit”, interpretado por Christopher Tin; “News Theme”, interpretado por Christopher Tin; “Center of the Sun”, interpretado por Conjure One; “Eine Kleine Nachtmusik”, Romanze, interpretado por The National Arts Centre Orchestra, dirigida por Mario Bernardi; “Game Show Network Original Program End Cue”; “Pastoral Lands”, interpretado por William Loose; “Bye Bye Bye”, interpretado por N'Sync; “Sports Jam”, interpretado por Christopher Tin; y “Sonata K545”, de Wolfgang Amadeus Mozart, interpretado por Don Great.

    Intérpretes

    Patrick Stewart, Hugh Jackman, Ian McKellen, Halle Berry, Famke Janssen, James Marsden, Anna Paquin, Rebecca Romijn-Stamos, Brian Cox, Alan Cumming, Bruce Davison, Aaron Stanford, Shawn Ashmore, Kelly Hu, Katie Stuart, Kea Wong, Cotter Smith, Chiara Zanni, Jackie A. Greenbank, Michael Soltis, Michael David Simms, David Fabrizio y Roger R. Cross.

    Sinopsis

    Tras un ataque a la Casa Blanca en la que el mutante Rondador Nocturno (Alan Cumming), con poderes extraordinarios gracias a su velocidad, casi mata al presidente de Estados Unidos, el profesor Charles Xavier (Patrick Stewart) deduce que alguien está manipulando a los de su especie (los mutantes) para causar una reacción contraria a su coexistencia pacífica con los humanos que desconfían de ellos e incluso les temen. El ataque al presidente provoca nuevas denuncias, políticas y sociales, a favor de una Ley de Registro de Mutantes y un movimiento antimutante liderado por William Stryker (Brian Cox), un rico ex-comandante del ejército y científico, del cual se rumorea que experimentó con mutantes. Pronto resulta evidente que el responsable de lo ocurrido es el coronel William Stryker, que mantiene vínculos secretos con el misterioso pasado de Logan (Hugh Jackman) antes de ser Lobezno y posee un control absoluto sobre el resentido Magneto, encerrado en una prisión de máxima seguridad. Mientras Lobezno busca pistas sobre su origen, Stryker pone en marcha su plan antimutantes atacando la mansión de Xavier, la escuela de jóvenes mutantes y guarida de los X-Men. Magneto (Ian Mckellen), que acaba de escapar de su prisión de plástico, propone una alianza a los X-Men para combatir al desafiante enemigo común: Stryker. El Profesor Xavier no tendrá más remedio que aliarse con Magneto para derrotar al coronel y poner a salvo a todos los mutantes. Los X-Men unirán fuerzas con sus eternos rivales para hacer frente contra un enemigo común que amenaza la supervivencia de todos ellos. Trataran de impedir que el presidente de los Estados Unidos convierta en ley un proyecto que obligaría a los mutantes a vivir en condiciones extremas.

    Comentario

    El realizador Bryan Singer vuelve a ocuparse de las aventuras cinematográficas de los mutantes tras el éxito de la primera entrega de “X-Men”. Su primer largometraje fue “Public Access”, aunque fue con “Sospechosos habituales” con la que causó un gran impacto, a la que siguió “Verano de corrupción”. Esta primera secuela de “X-Men”, basada en “La patrulla X” creada por Stan Lee y Jack Kirby para Marvel Comics en 1963, está escrita por David Hayter, Daniel P. Harris y Michael Dougherty, sobre un argumento previo de Hayter, autor del guión de la primera, en colaboración con Zack Penn y Bryan Singer. Repite buena parte del reparto, con la presencia sobresaliente de Patrick Stewart (“Star Trek: Némesis”, “Star Trek: Insurrección”) y Ian McKellen (la saga “El señor de los anillos”, “Dioses y monstruos”, “Verano de corrupción”), como el Profesor X y Magneto, respectivamente. El grueso de mutantes está compuesto por Hugh Jackman (“Operación Swordfish”, “Siempre a tu lado”), como el fiero Lobezno; Halle Berry (“Muere otro día”, “Monster's Ball”, “Operación Swordfish”) es de nuevo la sensual Tormenta; Famke Janssen (“Ni una palabra”, “The Faculty”) gana protagonismo como Jean Grey; la joven Anna Paquin (“El piano”, “Casi famosos”) repite como Pícara; James Marsden (“Comportamiento perturbado”, “Rumores que matan”), es el poderoso Cíclope; y Rebecca Romijn-Stamos (“Rollerball”, “Femme Fatale”), interpreta a la malvada y camaleónica Mística. A ellos se unen nuevos mutantes: Rondador Nocturno, al que da vida Alan Cumming (“Spy Kids”, “Eyes Wide Shut”); Dama Mortal, encarnada por Kelly Hu (“El rey escorpión”, “The Doors”); y los jóvenes Hombre de Hielo (Shawn Ashmore) y Pyros (Aaron Stanford). El veterano Brian Cox, visto en “El caso Bourne”, “The Ring (La señal)” o “El misterio del collar”, ejerce de malvado humano que busca acabar con los mutantes. “X-Men 2” es una historia mucho más compleja y oscura que su predecesora, con un coste de 120 millones de dólares destinados a cubrir el espectacular despliegue de efectos especiales y los salarios de los intérpretes de su estelar reparto, convertidos en primeras figuras tras el éxito de la primera entrega. Los superpoderes de los mutantes, los increíbles escenarios donde transcurre la historia y las escenas de acción superan en emoción, realismo e intensidad a los del anterior filme. Más allá del aspecto de los mutantes, el guión profundiza en el drama personal de cada uno y en las consecuencias de la marginación de aquellos que son diferentes.