UN VASO DE WHISKY (1958)

    35
    Titulo original: Un vaso de whisky
    Año: 1958
    País: España
    Duración: 88 min.
    Dirección: Julio Coll
    Guión: Coll y José Germán Huici, según un argumento de Julio Coll
    Música: Xavier Montsalvatge y José Solá. Temas musicales: “Un vaso de whisky”, interpretado por José Solá y su conjunto; “Rock Film”, interpretado por José Solá y su conjunto; “¡Ay Mi Negra!”, interpretado por José Solá y su conjunto; y “Tschi Bam”, interpretado por José Solá y su conjunto.

    Intérpretes

    Rossana Podestà, Arturo Fernández, Marta Flores, Carlos Larrañaga, Carlos Mendy, Armando Moreno, Milo Quesada, George Rigaud, Yelena Samarina, José María Cases, Maruja Bustos, Manuel Cano, Gisia Paradís, María Amparo Soto, Salvador Muñoz, María Teresa Bey, Juan Aymerich, Camino Delgado, Juan Torres, Antonia Castelló, José de la Osa, Lynn Endersson, José Subirana, Maria Rosa Flotats, José Solá, Marta Flores, José Sustrana y Alejo del Peral.

    Sinopsis

    Víctor Landis (Arturo Fernández) es un apuesto muchacho, escéptico y amante de los placeres de la vida. No tiene oficio ni beneficio y vive de las mujeres sin darse cuenta de que su conducta desencadena dramas y decepciones, dolor y desesperanza. Una de estas es Laura (Yelena Samarina) que, desilusionada se ha dado a la bebida. Víctor despierta en un hotelito de la Costa Brava tras una noche de borrachera. La propietaria del hotel, María (Rossana Podestà), es joven y guapa y Víctor supone que además tiene dinero, por lo que recurre a todas sus mañas para conquistar su amor. Pero cuando lo ha logrado, descubre que el hotel está hipotecado. Su reacción inmediata es desengañar a María y marcharse a la ciudad. Ignora si embargo que Laura, atontada por la bebida, ha muerto atropellada por un camión y que Raúl Chaco (Carlos Mendy), el boxeador, le hace responsable de la desgracia. Víctor va a casa de Laura cayendo en la trampa que Raúl le ha tendido y este le destroza la cara a puñetazos. Cuando Víctor vuelve en sí sale a la calle en busca de ayuda y cae, sin fuerzas, en la acera. Alguien se acerca: es María que, al reconocer a Víctor, obedece a un movimiento de rencor y sigue su camino. Pero cuando deja de oír a su espalda la voz de Víctor, reacciona con toda la fuerza de su amor y corre hacia él.

    Comentario

    Una de las muy interesantes películas policiacas producidas en España en los años 50, que firma un especialista en el género, Julio Coll, que ya había hecho antes “Distrito Quinto”. La película, que supuso el primer papel protagonista y pese a la moralina de la que está impregnada, supuso llegar al límite de la que la censura podía permitir en su momento