TRIAGE

    19
    Titulo original: Triage
    Año: 2009
    País: Bélgica - Irlanda – Francia – España
    Duración: 99 min.
    Dirección: Danis Tanovic
    Guión: Danis Tanovic, basado en la novelahomónima de Scott Anderson
    Música: Lucio Godoy

    Intérpretes

    Collin Farrell, Paz Vega, Christopher Lee, Sandra Ni Bhroin, Branko Djuric, Nick Dunning, Myia Elliott, Gail Fitzpatrick, Ian McElhinney, Kelly Reilly, Reece Ritchie, Jamie Sives, Juliet Stevenson, Eileen Walsh, Conor O`Gorman y Alex Spijksma.

    Premios

    Seleccionada para el Festival de Cine de Roma Seleccionada para la Sección Oficial del Festival de Cine Europeo de Sevilla

    Sinopsis

    Mark (Colin Farrell) y David (Jamie Sives) son amigos y experimentados fotógrafos de guerra y se encuentran capturando imágenes de un Kurdistán desgarrado por la guerra. Mark es muy ambicioso y quiere seguir los combates unos días más, buscando la foto del año, en la nueva ofensiva que se prepara, pero David está harto de polvo, desesperanza y violencia y le deja para regresar a casa con su mujer embarazada, Diane (Kelly Reilly). Cuando Mark regresa a casa ensangrentado y lleno de hematomas, se sorprende, aunque en principio no se muestra preocupado al saber que David no ha logrado volver a casa. Elena (Paz Vega), la mujer de Mark, está preocupada por los dos. Mark está exhausto, desorientado y es incapaz de reasumir su antigua vida en Dublín.

    Comentario

    Un drama bélico, escrito y dirigido por Danis Tanovic (“En tierra de nadie”), basada en la novela “Triage”, obra del ex corresponsal en el extranjero Scott Anderson, que informaba desde Uganda, Beirut, Chechenia o Bosnia, países desgarrados por la guerra. El título de este filme, que tiene como trasfondo histórico la guerra del pueblo kurdo con Turquía e Irak, entre los años 1992 y 1995, hace referencia a la elección que suelen hacer los médicos en los hospitales de campaña, cuando ante un gran número de heridos que desborda su capacidad de trabajo, deben elegir a que heridos deben atender para intentar cuararlos y con cuales parecen ya sentenciados y no merece la pena que pierdan su precioso tiempo en ellos.