SOBREPASANDO EL LÍMITE

    5
    Titulo original: Noise
    Año: 2007
    País: EE.UU.
    Duración: 92 min.
    Dirección: Henry Bean
    Guión: Henry Bean
    Música: Phillip Johnston

    Intérpretes

    Tim Robbins, Bridget Moynahan, William Hurt, Margarita Levieva, Gabrielle Brennan, María Ballesteros, William Baldwin, Eric Lenox Abrams, Jessica Almasy, Leora Barish, Michael J. Burg, Lou Carbonneau, Chuck Cooper, Catherine Curtin, Maryam Myika Day, Joel Diamond, Brother Eden Douglas, Ramon Fernandez, Steve Greenstein, Peggy Gormley, Howard W. Gutman, Stephen Adly Guirgis, Viola Harris, Helen Hanft, Diane Hess, Ryan Hilliard, Peter Hoffman, Sara Jerez, Ed Jewett, Ebony Jo Ann, Judah Lazarus, Aaron Lohr, David Margulies, Clark Middleton, Keir O`Donnell, Daniel Raymond, Jackie Salit, Vladimir Skomarovsky, D.J. Surgent, Francis Toumbakaris, Ivo Velon, Craig Walker, Bradley Williams, Mark Elliott Wilson, James Yaegashi, Akira Yamaguchi, Douglas J. Aguirre, Colleen Camp, Stephanie Hatfield, Frank Hopf, Duncan Murdoch, Richard O`Rourke y Douglas C. Williams.

    Sinopsis

    David Owen (Tim Robbins) es un hombre un hombre enamorado de su ciudad, Nueva York, pero que a la vez está harto del ruido que constantemente producen las alarmas de los coches. Se está volviendo loco por el constante ruido que hay en Nueva York, lo que le lleva a convertirse en el “El Rectificador”, decidiendo que su misión en esta vida es emprenderla a golpes con todos los automóviles a los que se les dispare la alarma e ideando un ingenioso plan para eliminar los ruidos de la calle de su ciudad. Desde aquél que ignora la alarma de su coche hasta el alcalde de Nueva York, poco a poco los neoyorquinos se le unen en esta imposible misión, la de silenciar la ciudad más ruidosa del mundo.

    Comentario

    La segunda película de la trilogía iniciada por el director Henry Bean con “El Creyente”, cuyo denominador común es la obsesión. Una comedia negra escrita y dirigida por Henry Bean con escenas extraídas de sus propias vivencias, en la que un ciudadano normal que en un determinado momento no aguanta más, comienza a luchar por lo que el considera una causa justa, poniendo en peligro su cómoda y anodina vida e incluso, su estabilidad familiar.