QUE PAREZCA UN ACCIDENTE

    22
    Titulo original: Que parezca un accidente
    Año: 2008
    País: España
    Duración: 95 min.
    Dirección: Gerardo Herrero
    Guión: Fernando Castets y Guillermo de la Guardia
    Música: Dario Eskenazi

    Intérpretes

    Carmen Maura, Federico Luppi, José Luis García Pérez, Yaiza Guimaré, Celia Castro, Javier Collado, Juan Carlos Guerra, Yanely Hernández, Miguel Mota, Adrián Navarro, Blanca Rodríguez, Carolina Román, Emérita Suárez y Manolo Vieira

    Sinopsis

    Pilar (Carmen Maura) es una madre de familia que disfruta de su rutina y de su condición de viuda. Tiene a su amiga Ángela (Marta Fernández Muro) y a su hija Marta (Yaiza Guimaré); de su círculo de familia y amistades tan sólo detesta a su yerno Gregorio (José Luis García Pérez). Un día, víspera de San Valentín, le ve comprando una espantosa negligé, por lo que Pilar supone que será el regalo para Marta. Pero cuando días después ésta aparece con el auténtico regalo puesto, un horrible jersey amarillo, Pilar se queda de piedra. No le cabe duda de que Gregorio tiene un lío y que la negligé es para su amante. Pero esto no es lo peor, sino que como consecuencia de ello, su vieja migraña ha vuelto. La misma que le advertía que su difunto marido, mujeriego crónico, la estaba engañando. Era una especie de alarma telepática que se presentaba de golpe, avisándola de que su marido andaba en faena en ese momento. Pilar creyó enloquecer de dolor, pero cuando su esposo se murió las migrañas desaparecieron con él… hasta ahora. Esta vez Pilar no está dispuesta a volver a pasar por lo mismo, así que habla con Marta; pero el astuto Gregorio le hace una jugada y Pilar queda en ridículo. Desesperada, le cuenta la terrible situación a su amiga Ángela, y ésta le habla de Arturo (Federico Luppi) un psicólogo que ha hecho felices a muchas viudas eliminando a sus infieles maridos de forma que parezca un accidente.

    Comentario

    Una comedia de humor negro, aderezada con enredos familiares y conspiraciones veladas que propician situaciones absolutamente alocadas e incontroladas. Después de firmar dramas como “Heroína”, “Los aires difíciles” o “Territorio comanche”, el director Gerardo Herrero se decanta por el humor con una comedia que sigue los enredos familiares de una viuda empeñada en acabar con su yerno después de descubrir sus infidelidades, sin saber que el asesino a sueldo al que contrata, también tiene sus problemas. El surrealismo es el nexo de unión de cada escena, con situaciones divertidas, pero absolutamente irreales.