LOS MARIDOS NO CENAN EN CASA

0

Dos jóvenes parejas de matrimonios amigos, por una parte Arturo Alvareda (Fernando Santos) y Rosalía (Tony Soler), por otra Carlos Peñafiel (Tomás Zori) y Lola (Carolina Jiménez), de clase media acomodada, viven en dos apartamentos contiguos en una casa moderna de Madrid. Arturo y Carlos, amigos íntimos, están siempre perfectamente de acuerdo para correr pequeñas aventuras que se transforman, para sus mujeres, en reuniones de negocios, consejos de administración, etc., juergas a las que se suma el soltero Enrique Campos (Manuel Codeso), amigo de las dos parejas, cuya novia Pilar (Lucía Prado), tampoco sabe nada del asunto. La vida de Arturo, Carlos y Enrique se verá alterada cuando las mujeres descubren que las ausencias de sus maridos y novio se deben a las juergas que se corren todos los días. Dispuestas a no pasar por ello, y con la ayuda de Ruperta (Matilde Muñoz Sampedro), madre de Pilar, deciden abandonarlos ingresando en un singular sanatorio en el que los hombres tienen prohibida la entrada. Con la intención de recuperarlas, los maridos se visten de mujeres y, tras mucha paciencia, consiguen que regresen al hogar.