LA BELLA LOLA

    28
    Titulo original: La bella Lola
    Año: 1962
    País: España - Italia - Francia
    Duración: 103 min.
    Dirección: Alfonso Balcázar
    Guión: Jesús María de Arozamena, Ricardo Palacios, Alfonso Balcázar y Miguel Cussó, basado en La dama de las camelias, de Alejandro Dumas, hijo.
    Música: Gregorio García Segura. Temas musicales: Caña dulce, interpretado por Sara Montiel, La Bella Lola, interpretado por Sara Montiel, Vals Brunne, interpretado por Sara Montiel, Mis ojos ladrones, interpretado por Sara Montiel, ¡Ay, Qué bonito es Madrid, interpretado por Sara Montiel, Puerta cerrada, interpretado por Sara Montiel, Malagueña, interpretado por Sara Montiel, La rosa negra, interpretado por Sara Montiel, Caballero de Olmedo, interpretado por Sara Montiel, Amapola, interpretado por Sara Montiel, La Paloma, interpretado por Sara Montiel y El porompompero, interpretado por Sara Montiel.

    Intérpretes

    Sara Montiel, Antonio Cifariello, Luisa Mattioli, Frank Villard, Germán Cobos, Gérard Mooew, Maurice Teynae, Isa Miranda, José María Angelat, José María Caffarel, Antonio de Armenteras, Víctor Israel, Roberto Martín, Consuelo de Nieva, Laura Nucci, Jesús Puche, Gustavo Re, Santiago Sanz, Fernando Ulloa y Vicente Vega.

    Sinopsis

    La historia se inicia en Madrid, hacia 1850. Un grupo de jóvenes aristócratas acude casualmente a un oscuro café-cantante donde actúa Lola. Uno de ellos, Antonio, apuesta con sus amigos a que seducirá a la canzonetista en menos de tres días. Ayudado por otro compañero, se refugia en el camerino de Lola y trata de convencerla de que es perseguido por revolucionario. Lola, que no cae en el engaño, le sigue la corriente y finge llevarlo a su casa para esconderlo, pero por el camino detiene su carruaje ante un puesto de Policía y hace detener a Antonio por robo. Comienza así la relación.

    Comentario

    Película creada para el exclusivo lucimiento de Sara Montiel que interpreta a una cantante atrapada en un dilema: O sigue con sus éxitos artísticos o hace caso a los dictados de su corazón. Por exigencias de la coproducción tripartita, la actriz y cantante mantiene escenas con tres galanes de cada uno de los países coproductores. Alfonso Balcázar, director que por entonces servía lo mismo para un spaghetti-western que para un melodrama musical, pone el oficio.