IL VILLAGGIO DI CARTONE (2011)

    7
    Titulo original: Il villaggio di cartone
    Año: 2011
    País: Italia
    Duración: 87 min.
    Dirección: Ermanno Olmi
    Guión: Ermanno Olmi
    Música: Sofia Gubaidulina

    Intérpretes

    Michael Lonsdale, Rutger Hauer, Massimo De Francovich, Alessandro Haber, Ibrahima Faye El Hadji, Irma Pino Viney, Fatima Alì, Samuels Leon Delroy, Fernando Chronda, Souleymane Sow, Linda Keny, Blaise Aurelien Ngoungou Essoua, Heven Tewelde, Rashidi Osaro Wamah y Prosper Elijah Keny

    Premios

    Seleccionada para la competición del Festival Internacional de Cine de Venecia

    Sinopsis

    Un anciano sacerdote (Michael Londsale) observa, con impotencia, la desacralización de su parroquia, que tiene que cerrar las puertas a causa de la ausencia de fieles y de las desavenencias con el sacristán. Todos los elementos de culto de la iglesia se retiran; incluso el gran crucifijo del altar. El párroco se resiste a abandonar lo que había sido su casa al mismo tiempo que experimenta una crisis de fe. Aquella misma noche, un grupo de inmigrantes clandestinos procedentes del norte de África se refugian dentro de la iglesia, ya desmantelada. El sacerdote decide concederles asilo y protegerles lo mejor que puede, prohibiendo la entrada a las fuerzas de seguridad. Los inmigrantes utilizan los bancos y cartones como carpas improvisadas y la fuente bautismal renueva su función recogiendo el agua de las goteras del techo durante la noche de tormenta. A partir de esta situación de desconsuelo, en la que todo parece estar destinado a la desolación, renace la esperanza y surge otro espíritu de la misión sacerdotal. Totalmente dedicado al deber de solidaridad, el cura se entregará a los indigentes hasta agotar sus últimas fuerzas. Su vida, que hasta entonces reposaba en la palabra de Dios, toma una nueva dirección con el acto de la caridad. “Cuando la caridad es un riesgo, es el momento de la caridad”, dirá. Descubre así el poder del bien más allá de la fe y el verdadero significado de la vida.

    Comentario

    El italiano Ermanno Olmi (“Cien clavos”) firma un poderoso melodrama que toca temas como la inmigración clandestina, la religión, el deber de solidaridad cristiana y la misericordia como defensa ante la injerencia estatal. El filme se interroga sobre el sentido de la Iglesia de hoy en día. Una historia muy realista, pero que sirve de pretexto a una serie de reflexiones teóricas sobre la responsabilidad del ciudadano frente a las personas necesitadas. El mensaje, exento de sus atributos místicos, es actual e importante, pero tiene el defecto de la realización estricta y un presupuesto que lo es todavía más. Se habría agradecido una obra menos solemne y más sensible para contrarrestar la artificialidad del decorado.