EL ULTIMATUM DE BOURNE

    37
    Titulo original: The Bourne Ultimatum
    Año: 2007
    País: EE.UU.
    Duración: 111 min.
    Dirección: Paul Greengrass
    Guión: Tony Gilroy, Scott Z. Burns y George Nolfi, según una historia para la pantalla de Tony Gilroy, basado en una novela de Robert Ludlum.
    Música: John Powell. Tema musical: "Extreme Ways", interpretado por Moby

    Intérpretes

    Matt Damon, Julia Stiles, David Strathairn, Scott Glenn, Paddy Considine, Edgar Ramirez, Albert Finney, Joan Allen, Tom Gallop, Corey Johnson, Daniel Brühl, Joey Ansah, Colin Stinton, Dan Fredenburgh, Lucy Liemann, Bryan Reents, Arkie Reece, John Roberson, Russ Huard, Mark Bazeley, Sinead O'Keeffe, Scott Adkins, Branko Tomovic, Laurence Possa, Trevor St. John, Albert Jones, Jeffrey Lee Gibson, Uriel Emil Pollack, Omar Hernández, William H. Burns, Michael Wildman, Kai Martin, Chris Cooper y Brian Cox.

    Premios

    Premio BAFTA de la Academia de Cine Británico al Mejor Montaje y al Mejor Sonido. Nominada al BAFTA a la Mejor Película Británica, al Mejor Director, a la Mejor Fotografá y a los Mejores Efectos Visuales. Oscar al Mejor Montaje, al Mejor Sonido y al Mejor Montaje de Sonido.

    Sinopsis

    Jason Bourne (Matt Damon) es un hombre sin país y sin pasado. Después de ser sometido a un brutal entrenamiento del que no recuerda nada por personas a las que no consigue identificar, se convirtió en una sofisticada arma humana, y ahora se ha convertido en el objetivo más escurridizo de la CIA. Desde que le encontraron flotando en el mar Mediterráneo italiano hace varios años, inició una búsqueda desesperada para saber quién es y quién le enseñó a matar. Cuando su novia Marie fue asesinada, a Bourne le pudo la sed de venganza. Cuando la aplacó y pensó que por fin había acabado con el pasado cuando una bala mata al agente de la CIA Ward Abbott (Brian Cox). sólo deseaba desaparecer para siempre y olvidar la vida que le habían robado. Pero el titular de un periódico londinense que especula sobre la posibilidad de que siga vivo acaba con sus esperanzas, convirtiéndole de nuevo en un objetivo. Treadstone, el programa de operaciones ultrasecretas que creó a este superasesino, ya no existe. Ha sido absorbido por el programa Blackbriar, del Departamento de Defensa, que ha lanzado a la calle una nueva generación de asesinos profesionales a disposición del Gobierno y cuya existencia es desconocida. Para ellos, Bourne representa un malfuncionamiento valorado en 30 millones de dólares que debe ser eliminado; para él, ellos son el único eslabón que le une a una vida que se ha esforzado en olvidar. Pamela Landy (Joan Allen) es una agente de la CIA, cazadora de espías, que siente cierta simpatía por Bourne desde que se enfrentó con el cruel Abbott. Ahora deberá ayudar a Noah Vosen (David Strathairn), el nuevo director de la operación secreta de la CIA, a seguir la pista del reaparecido Bourne. Pero su instinto le dice que Blackbriar no es trigo limpio, lo que no cuadra con sus principios y Pamela Landy se enfrenta a Vosen. Bourne ha llegado al final del camino. Esta vez no le bastarán las promesas vacías de sus antiguos amos; tampoco se detendrá al matar a los que le persiguen sin tregua. No le queda nada que perder y se servirá de todo lo que le han enseñado, de todos sus instintos para llegar hasta sus creadores y acabar de una vez por todas. En su búsqueda pasará por Moscú, París, Madrid, donde se topará con Nicolette «Nicky» Parsons (Julia Stiles), que está destinada en Madrid cuando Bourne llega a la ciudad, Londres y Tánger, intentando ir siempre un paso por delante de los agentes de Blackbriar, de los agentes federales y de la policía local, decidido a encontrar las respuestas a las preguntas que le torturan. Sus pesquisas le conducirán al punto donde empezó todo y donde todo terminará: las calles de Nueva York.

    Comentario

    Primero fue "El caso Bourne", luego "El mito de Bourne", y aquí la trilogía se completa con "El ultimatum de Bourne". De nuevo Matt Damon se mete en la piel del asesino que hace años comenzó una búsqueda desesperada para saber cuál era su verdadera identidad. Después de que asesinaran a su pareja, Marie, a Bourne no le queda nada que perder y se embarcará en un viaje sin retorno para llegar hasta quienes lo convirtieron en una máquina de matar. Su búsqueda le llevará a Moscú, París, Madrid, Londres y Tánger para volver de nuevo a Nueva York, donde todo terminará. Como las dos entregas anteriores, la película se basa en la obra de Robert Ludlum, que falleció en marzo de 2001, antes de que Jason Bourne saltase a la pantalla.. Siempre se pensó que Robert Ludlum, el autor de la serie de novelas superventas en las que se basan las películas, tenía un contacto en la CIA que le pasaba información para mantener el alto nivel de credibilidad de las historias.