EL PRECIO DEL ÉXITO (1956)

    643
    Titulo original: Fear Strikes Out
    Año: 1956
    Fecha de estreno en España: 19-10-1964
    País: EE.UU.
    Duración: 100 min.
    Dirección: Robert Mulligan
    Guión: Teed Berkman, Raphael Blau, Al Hirshberg y Jimmy Piersall.
    Música:

    Elmer Bernstein


    Intérpretes

    Anthony Perkins, Karl Malden, Norma Moore, Adam Williams, Perry Wilson, Peter J. Votrian, Eric Alden, Mary Benoit, John Benson, Don Brodie, Richard Bull, Bart Burns, Edd Byrnes, Wade Cagle, Gene Craft, Rand Harper, Heather Hopper, Brian G. Hutton, June Jocelyn, Morgan Jones, Gail Land, Marilyn Malloy, Don McGuire y Dennis McMullen.

    Sinopsis

    Desde muy pequeño, Jim Piersall (Anthony Perkins) es entrenado por su padre John (Karl Malden) para que llegue a ser un gran jugador de béisbol. Jim se muestra muy apto para ello y logra grandes éxitos con los equipos juveniles del colegio en el que estudia. Uno de los grandes equipos profesionales, el Red Sox de Boston, se interesa por él y acaba contratándolo. Inicialmente se le destina, durante un par de temporadas a jugar en equipos de las ligas menores, a fin de que el chico vaya entrenándose antes de debutar en las grandes ligas. Pero esto, que es un sistema lógico, causa un efecto depresivo sobre los nervios y el orgullo de Jim y sobre todo, de su padre, ya que ambos hubieran querido, desde el primer momento, que Jim entrase a formar parte del equipo principal de los Red Sox como estrella. Durante este tiempo, Jim conoce a Mary (Norma Moore), una enfermera, casándose con ella poco después. El estado nervioso de Jim sigue dejando mucho que desear pero se aprecia una mejoría cuando, por fin, el Red Sox le llama para formar parte de la plantilla del equipo principal, aunque deberá jugar como interior, en vez de cómo exterior, que es su fuerte. En los primeros partidos tiene algunos fallos y acaba sufriendo una crisis nerviosa que le lleva al borde de la locura. Jim deberá ser ingresado en una clínica para enfermos mentales.

    Comentario

    Primer largometraje de Robert Mulligan ("Matar a un ruiseñor"), que venía de dirigir episodios de series televisivas. La película inició una fructífera relación de Mulligan con Alan J. Pakula, que le produjo el filme (era también la primera película que producía) y que seguiría durante varios años dando obras como la citada de "Matar a un ruiseñor", también producida por Pakula. La película es la vida de un famoso jugador de beisbol cuya salud mental se va deteriorando, interpretado por Anthony Perkins, mientras que Karl Malden interpreta a su padre.