EL DELATOR (1935)

    Titulo original: The informer
    Año: 1935
    País: EE.UU.
    Duración: 91 min.
    Dirección: John Ford
    Guión: Dudley Nichols, basado en una novela de Liam O'Flaherty.
    Música:

    Max Steiner.
    Temas musicales: “The Rose of Tralee”, interpretado por Denis O’Dea; “Believe Me If All Those Endearing Young Charms”; y “Ave Maria”.


    Intérpretes

    Victor McLaglen, Heather Angel, Preston Foster, Margot Grahame, Wallace Ford, Una O'Connor, J.M. Kerrigan, Joe Sawyer, Neil Fitzgerald, Donald Meek, D'Arcy Corrigan, Leo McCabe, Gaylord Pendleton, Francis Ford, May Boley, Grizelda Harvey, Denis O'Dea, Ward Bond, Barlowe Borland, Eddy Chandler, Clyde Cook, Earle Foxe, Frank Hagney, Sam Harris, Robert Homans, Cornelius Keefe, Frank Marlowe, Arthur McLaglen, Frank Moran, Pat Moriarity, Jack Mulhall, James Murray, Anne O'Neal, Robert Parrish, Bob Perry, Pat Somerset y Harry Tenbrook.

    Premios

    Oscar al Mejor Director, al Mejor Actor Principal (Victor McLaglen), a la Mejor Música y al Mejor guión. Nominada al Oscar a la Mejor Película y al Mejor Montaje.
    Seleccionada para el Festival de Cine de Venecia.


    Sinopsis

    La acción tiene lugar durante toda una noche del año 1922 en Dublín, año de cruentas luchas del Ejército Republicano Irlandés por separarse de la corona británica. Gypo Nolan (Victor McLaglen), un independentista irlandés expulsado de su organización, y aficionado al alcohol, se ve en serios aprietos económicos. Desesperado, en un momento de debilidad, delata el paradero del activista Frankie McPhillip (Wallace Ford), un viejo amigo y compañero a las autoridades británicas para cobrar la recompensa y poder pagarse el viaje a Estados Unidos junto a su novia Katie Madden (Margot Grahame), dedicada a la prostitución. Cuando los ingleses se disponen a detenerle, Frankie intenta huir y muere acribillado a balazos. Gypo comienza a sentir el peso del remordimiento, pero lo alivia con monumentales borracheras para tranquilizar su conciencia. Su comportamiento, y el dinero que imprudentemente derrocha en bebida y juergas, levantan las sospechas de sus ex-compañeros.

    Comentario

    Una de las mejores muestras de la fuerza narrativa de John Ford. Una amarga y lúcida mirada a la conflictiva independencia irlandesa, un estudio de la naturaleza humana sobre la historia de un informante que delata por algo de dinero a su amigo, buscado por los ingleses, sin esgrimir ideales de ningún tipo. Película de estética expresionista, con forzados claroscuros y ambientes brumosos, algo insólito en la fotografía de las películas de este director, que constituyó su primer éxito crítico y por la que ganó su primer Oscar.