EL BELLO SERGIO (1958)

    18
    Titulo original: Le beau Serge
    Año: 1958
    País: Francia
    Duración: 98 min.
    Dirección: Claude Chabrol
    Guión: Claude Chabrol
    Música: Émile Delpierre

    Intérpretes

    Gérard Blain, Jean-Claude Brialy, Michèle Méritz, Bernadette Lafont, Claude Cerval, Jeanne Pérez, Edmond Beauchamp, André Dino, Michel Creuze, Claude Chabrol, Philippe de Broca, Christine Dourdet y Géo Legros.

    Premios

    Premio al Mejor Director en el Festival de Cine de Locarno

    Sinopsis

    François (Jean-Claude Brialy) regresa a su pueblo natal en Francia tras una década de ausencia. Nada más llegar nota que el pueblo no ha cambiado demasiado desde su partida, pero sí la gente, especialmente su viejo amigo Serge (Gérard Blain), quien se ha convertido en un desagradable borracho. Tras varios intentos de volver a retomar una relación de amistad con Serge, François se da cuenta de que su amigo ha llevado una vida dura en el pueblo y que ha recurrido al alcohol como vía de escape a sus problemas. Ivonne (Michèle Méritz), la novia de Serge, se quedó embarazada y el joven tuvo que quedarse con ella y trabajar en el pueblo como conductor de camiones. El bebé nació con múltiples problemas de salud y, finalmente, murió. François decide ayudar a Serge para que salga del pozo en el que se encuentra hundido.

    Comentario

    Ópera prima de Claude Chabrol, que logró hacer gracias a una herencia recibida por su primera esposa, El filme se considera como la primera película de la nouvelle vague, movimiento en el que militó junto a otros jóvenes colegas que, como él, accedieron a la dirección procedentes de la crítica (Jean-Luc Godard, François Truffaut, Eric Rohmer, Jacques Rivete…). La película fue rodada entre el 4 de diciembre de 1957 y el 4 de febrero de 1958, en el pueblo donde el director pasó su infancia durante la guerra, Sardent, en el centro de Francia. En ella Chabrol es director, guionista, productor y hasta actor. Las ganas de hacer cine destacan sobre todo lo demás. Con algunos tintes autobiográficos y echando mano de sus recuerdos, la película nos introduce en un pequeño pueblo rural, que parece haberse quedado anclado respecto al mundo urbano. Ahí volverá después de una enfermedad François, que decide visitar de paso a su primo Sergio.