ASESINO IMPLACABLE (1971)

    21
    Titulo original: Get Carter
    Año: 1971
    País: Gran Bretaña
    Duración: 112 min.
    Dirección: Mike Hodges
    Guión: Mike Hodges, basado en la novela Jack's Return Home, de Ted Lewis.
    Música: Roy Budd

    Intérpretes

    Michael Caine, Britt Ekland, Ian Hendry, John Osborne, Tony Beckley, George Sewell, Geraldine Moffat, Dorothy White, Rosemarie Dunham, Petra Markham, Alun Armstrong, Bryan Mosley, Glynn Edwards, Bernard Hepton, Terence Rigby, John Bindon, Godfrey Quigley, Kevin Brennan, Maxwell Dees, Liz McKenzie, John Hussey y Ben Aris.

    Premios

    Nominada al Premio Bafta de la Academia de cine Británico al Mejor Actor Secundario (Ian Hendry)

    Sinopsis

    Jack Carter (Michael Caine) es un gángster en horas bajas que lee atentamente Adiós Muñeca, de Raymond Chandler en el tren que le lleva a Newcastle, donde tendrá que organizar el funeral y entierro de su hermano, asesinado por una banda mafiosa. Como en las novelas de Chandler, y en la tradición más ortodoxa de la novela negra, el protagonista intentara por todos los medios desentrañar el misterio de esa muerte, con un horizonte teñido de venganza. Carter viaja hasta el lugar del crimen. Una vez allí, seguirá un riguroso plan para terminar con cada uno de los integrantes de la banda que ha acabado con su hermano. Así, mientras comienza a correr la sangre, va descubriendo que el asesinato se debió a un turbio manejo de películas pornográficas y surge como eco una guerra entre varios gángsteres que pugnan por la exclusiva de la explotación de las máquinas tragaperras.

    Comentario

    La sombra de Raymond Chandler planea sobre este primer trabajo de Mike Hodges, un realizador curtido en ficciones para la BBC. Una sorda violencia larvada aparece en todas las esquinas de una película singular, que vino a aportar nuevos aires a un cine británico anquilosado en históricas obsesiones, entre ellas las esteticistas, las academicistas y las, en ocasiones, encorsetadas experimentaciones narrativas del Free Cinema. El cine británico encontró aquí un nuevo camino de indagación del cine negro: la incorporación de desoladores paisajes industriales en frenético desarrollo, a modo de metáfora de un paso del tiempo que también influye y afecta incluso a las reglas del juego del crimen organizado.