AMOR A UNA EXTRAÑA

    16
    Titulo original: The Miracle
    Año: 1991
    País: Gran Bretaña – Irlanda
    Duración: 100 min.
    Dirección: Neil Jordan
    Guión: Neil Jordan.
    Música: Anne Dudley

    Intérpretes

    Beverly D'Angelo, Donal McCann, Niall Byrne, Lorraine Pilkington, J.G. Devlin, Cathleen Delaney, Tom Hickey, Shane Connaughton, Mikkel Gaup, Sylvia Teron, Anita Reeves, Ruth McCabe, Jer O'Leary, Earl Gill, Johnny Devlin, Chris Kenevey, Tommy Donoghue, Patrick Mason, Stephen Brennan, Martin Dunne, Stanley Townsend y Dermod Moore.

    Premios

    Seleccionada para el Festival Internacional de Cine de Berlín

    Sinopsis

    En un verano en una población de la costa irlandesa, Jimmy (Niall Byrne) y Rose (Lorraine Pilkington), ambos quinceañeros y rebosantes de imaginación, van inventando historias sobre habitantes del pueblo, juegan a escribir su propio libro. Ellos se mantienen como simples espectadores, pero pronto se verán involucrados en sus propias historias. Los dos tienen algo en común: la falta de comunicación con sus padres. Jimmy vive con su padre, Sam (Donal McCann), un músico alcohólico fracasado. La relación entre padre e hijo se ha ido distorsionando por la ausencia de la madre, muerta hace algún tiempo, según Sam. Jimmy y Rose, durante sus largos paseos, descubren a una misteriosa mujer rubia, que diariamente baja del tren y camina hacia el mar. Pronto se convertirá en parte de sus juegos de ficción, pero Jimmy se siente cada vez más atraído sexualmente por ella. Se obsesiona y la persigue hasta descubrir que trabaja en un espectáculo musical nocturno y su nombre es Renée (Beverly D’Angelo). Empieza a salir con ella. Su padre lo descubre y los vigila cauteloso. Lo insólito para Jimmy será descubrir que Sam también conoce a Renée. Empieza entonces un triángulo humano donde la amistad, el odio, los celos y la sexualidad se entrelazan asfixiando a cada uno de los personajes. El desenlace de la historia sorprende y justifica la actitud vigilante de Sam.

    Comentario

    Sexto largometraje del irlandés Neil Jordan con el que vuelve a los temas de sus primeras películas. Fue rodado en Bray y County Wicklow, Irlanda, inmediatamente detrás de su debut en Hollywood con No somos ángeles. Es una película sencilla, llena de magia y sueños, mostrando una interesante historia basada en la novela Las noches de Túnez, en torno a la difícil relación de un joven, huérfano de madre, con su padre, a la vez que mantiene una relación sentimental con una misteriosa mujer. Un tema que en otras manos hubiera sido un folletín, pero que en las de Jordan resulta una película bella y fascinante, capaz de limar con inusitada pericia las asperezas inherentes a una relación incestuosa (la misteriosa dama resulta ser la madre del muchacho), y dónde se profundiza en la ambivalente relación paternofiliar. Como fondo, el mágico paisaje irlandés, tan propicio a la ensoñación propugnada en el film y al que se incorporan sugerentes marcos colectivos, como un teatro o un circo ambulante.