Denis Villeneuve se había empeñado en dividir la historia de Frank Herbert en dos mitades, de tal forma que su «Dune parte I» quedaba inconclusa y aparentaba ser solo el primer acto de algo más grande. Por suerte la taquilla acompañó (y eso que «Dune» tuvo estreno híbrido en streaming dentro de algunos territorios) y Warner no tardó en confirmar que «Dune: Parte II» sería una realidad. Y se rodaría de un momento a otro.

Dicho y hecho. «Dune Parte II» ya está en rodaje, de nuevo bajó la dirección de Denis Villeneuve, que vuelve a hacerse cargo del guion junto a John Spaihts. Y repite buena parte del reparto de la primera película: Zendaya, Rebecca Ferguson, Josh Brolin, Dave Bautista, Charlotte Rampling, Javier Bardem, Stellan Skarsgård, y Timothée Chalamet como el protagonista de la saga, Paul Atreides. A todos ellos hay que añadir los fichajes de Florence Pugh como la princesa Irulan Corrino (futura prometida de Atreides), Christopher Walken como su padre el temible Emperador, Austin Butler como el villano Feyd-Rautha (interpretado célebremente por Sting en la anterior versión de David Lynch), Léa Seydoux como Lady Margot y Souheila Yacoub como la Fremen Shishakli, personaje que ha cambiado de género con respecto a los libros.

El estudio retrasó recientemente el estreno del film, en un principio fijado para el 20 de octubre de 2023. En su lugar llegará en el codiciado fin de semana de Acción de Gracias, a partir del 17 de noviembre de ese mismo año, de forma que compita en carteleras con «Balada de pájaros cantores y serpientes», precuela de «Los juegos del hambre».

La película, cuyo rodaje ha cogido ya velocidad de crucero para que se pueda estrenar a tiempo, se rueda entre Budapest, Abu Dhabi, Jordania e Italia.