El director estadounidense Wes Anderson («El Gran Hotel Budapest») sigue su tour europeo. Luego de filmar la aún pendiente de estreno «La Crónica Francesa» en Francia, ahora se prepara a ubicar en la vecina España su nueva cinta, como las anteriores tan coral como original. Rodará en el pueblo de Chinchón, próximo a Madrid, durante los meses de julio, agosto y septiembre. Allí se están construyendo ya decorados que recuerdan al western.

«La crónica francesa» tendrá finalmente su lanzamiento internacional en julio en el Festival de Cannes, el cual ya la seleccionó para su edición de 2020, pero se suspendió finalmente por la pandemia del coronavirus.

Desde «Moonrise Kingdom» en 2012, el estadounidense residente en Francia no ha vuelto a rodar ninguna cinta en su país natal. Su último rodaje ha sido el de su aún inédita película «La crónica francesa» en Angulema, y ahora –según se ha hecho eco El País- planea continuar con su paseo europeo en España, concretamente en la localidad de Chinchón, a menos de 60 km de la capital. El nuevo proyecto, que aún carece de título, podría reunir al parecer a sus «intérpretes habituales» en el reparto: Tilda Swinton, Owen Wilson, Bill Murray, Saoirse Ronan, Willem Dafoe, Bob Balaban, Jason Schartzmann, y Christoph Waltz (con quien inició una relación profesional en «La crónica francesa»).

Aunque aún no se ha filtrado ningún detalle de la producción, debido a que el municipio madrileño de 5000 habitantes se ha visto envuelto en estrictos acuerdos de confidencialidad, ya son claramente visibles en las afueras de la ciudad los decorados que simularán un paisaje desértico de western, como una estación de ferrocarril y un falso desierto (aunque el título no se adscriba a este género). El alcalde de Chinchón, Francisco Javier Martínez, ha declarado que el rodaje «es muy importante para la ciudad»: «Es verdad que hemos sido localización habitual de numerosos rodajes, pero que una gran producción estadounidense desembarque muchos meses aquí nos da vida, categoría y publicidad. Hemos mediado en la negociación con el Parador, los hoteles, las casas rurales… es que van a copar todo. El teatro será su centro de operaciones e incluso podrán rodar ahí».

En efecto, Chinchón ha sido en el pasado escenario de clásicos como «La vuelta al mundo en 80 días» o «Rey de reyes», y el plan es que ahora, los decorados -en los que se encuentran trabajando actualmente decenas de operarios- estén listos para mediados de julio, fecha en la que el equipo en su totalidad se desplazaría a la ciudad.

Anderson aún no ha visitado las localizaciones debido a su apretada agenda: en junio tiene pendiente acudir al Festival de Tribeca en Nueva York para protagonizar una serie de actos por el 20 aniversario del estreno de «Los Tenenbaum, una familia de genios», y en julio tiene pendiente la proyección después de más de un año en un cajón de «La crónica francesa» en Cannes.

No obstante, el director estará a tiempo este verano en Chinchón para arrancar con las filmaciones, lugar que ha elegido por el paisaje y por la calidad de la labor de las empresas y productoras locales que se encargan de los trámites, la construcción de decorados, la reserva de alojamientos, los transportes y, en general, todo lo necesario para filmar un largometraje.