Después de meses de intensas negociaciones en las salas de reuniones, uno de los estudios más ilustres de Hollywood pasa al control de la compañía de David Ellison (hijo del magnate informático Larry Ellison) y el fondo de inversión RedBird Capital. Paramount Global necesitaba una fusión para aliviar su complicada situación financiera, caracterizada por recortes presupuestarios en cine y televisión, así como ajustes internos. Han estado semanas que lo mismo anunciaban que la fususión esta hecha que se habían roto las negociaciones.

Como propietaria de CBS, Paramount+ y Nickelodeon, Paramount ha enfrentado dificultades recientes que resultaron en la eliminación de 800 empleos. Pero ahora parece que va en serio. En un comunicado conjunto emitido el domingo 7 de julio, ambas empresas han anunciado que la fusión con Skydance tiene como objetivo «incrementar el margen de beneficio, fomentar la estabilidad y la autonomía para los creadores, y promover la inversión en plataformas digitales».

La fusión propuesta, como indican en Variety es considerablemente significativa, ya que Skydance asumirá el control de Paramount mediante una transacción valorada en aproximadamente 8000 millones de dólares, combinando efectivo y acciones de diferentes niveles, según informaciones ofrecidas por Deadline. Pero todavía no está todo cerrado. Existe una cláusula de 45 días durante los cuales Paramount puede considerar otras ofertas, aunque se cree Shari Redstone, actual propietaria del estudio y principal garante del mismo, accederá a fusionar la major con Skydance porque no se espera que nadie en Hollywood quiera desembolsar tales cantidades de dinero por un empresa con tales problemas estructurales en estos tiempos.

Además, falta el visto bueno de la Comisión Federal de Comercio estadounidense (FTC, por sus siglas en inglés). La presidenta de la FTC, Lina Khan, se ha mostrado desfavorable a las recientes fusiones entre grandes estudios de Hollywood, declarando que su organismo no ve con buenos ojos estas concentraciones de poder en el sector. Según Khan, el objetivo de la FTC es luchar contra «una estructura de mercado en la que oímos hablar de cómo los guionistas y los showrunners cobran cada vez menos mientras las compañías cobran cada vez más a sus clientes».

Sin embargo, la fusión entre Paramount y SkyDance tiene una ventaja estratégica: Michael McFalls, uno de los socios del bufete Ropes & Gray que está trabajando en la fusión, previamente fue asesor presidencial en la FTC entre 1998 y 2000. Esto significa que el futuro conglomerado mediático cuenta con alguien que comprende desde dentro a sus reguladores y opositores. De llevarse definitivamente a cabo, la adquisición supondrá una «recapitalización» de la productora de cine, y el acuerdo también incluye Paramount Pictures, CBS, Showtime Networks y Grupo Telefe.