Tras historias inspiradas en novelas, personajes populares o cómics, este año los remakres volverán a la televisión

Llega la inevitable temporada de las series de televisión, pasado el verano y con una nueva programación las cadenas afrontan su particular crisis. La emisión de temporadas ya vistas es un clásico a la española, «Como conocí a vuestra madre» o «Mujeres desesperadas», son ejemplos comunes de lo que podemos encontrar hoy en la caja tonta.

Sin embargo, algunas cadenas españolas se centran en emitir material nacional de estreno, en su mayor parte cosecha propia. Solo en las de pago podemos ver lo penúltimo de lo último, ya que comprar un estreno norteamericano no es nada barato.
Se escucha hablar a menudo de la edad de oro de la televisión estadounidense, en parte por el bombazo que las series de ficción norteamericanas han supuesto en su país y en el extranjero. Las atrevidas temáticas usadas para impactar a un público demasiado acostumbrado a las comedias de situación («Friends», «El príncipe de Bel-Air», etc) funcionaron, y esto hizo aumentar el presupuesto de las producciones televisivas de ficción. Se comenzó a filmar al estilo cinematográfico, con cámaras de celuloide y material de primera, dando unos resultados impactantes y creando una escuela hasta el momento imposible de igualar por su calidad técnica («Californication» o «True Blood», entre otras). España queda muy lejos invertir lo que Fox, HBO o Showtime.
Hollywood comenzó a finales de los noventa a inspirarse en novelas, personajes populares o cómics para protagonizar sus películas. Situación a priori positiva para la recaudación pero negativa, a posteriori, por la inevitable perdida de profundidad que esto supuso para la cinematografía comercial yanqui. Ahora, parece que se va a repetir la historia en la televisión, una vez explotadas muchas de las grandes ideas («Perdidos» o «House», entre otras) toca repetir el éxito obtenido por «Los Tudor», serie impresionante, basada en la vida y reinado de Enrique XIII. Pero todos sabemos que aunque «Spiderman» fuera un gran éxito de taquilla, otros superhéroes no han tenido la misma suerte.
La televisión al igual que el cine exprime al máximo sus momentos de lucidez, haciendo que el público finalmente acabe aburrido de ver siempre lo mismo. Una de las series de moda es la del buen asesino Dexter que se desarrolla entorno al departamento de homicidios de la policía de Miami, drama y homicidios, una mezcla ideal para nuestros tiempos. Ahora NBC explota la misma idea presentando «Awake», más de lo mismo con diferentes historias de fondo. Pero esto no es todo, se planea la grabación de una serie sobre «Hannibal Lecter», ¿será esto positivo para su ya desarrollada imagen cinematográfica? El caso es que la Gaumont International Television asentada en Miami ya ha tomado la decisión de producirla, al igual que se planea producir una nueva versión de «La Familia Monster», los remakes vuelven este año a la televisión, ¿será el fin de la edad de oro?