El icónico actor estadounidense Robert de Niro se encuentra trabajando en su último proyecto en Puerto Rico del que según la prensa local se desconoce hasta el título por iniciativa del intérprete. Según ha podido saber Noticine.com, se trata de «Wash Me in the River», que dirige Randall Emmett, un thriller en el que también actúan John Malkovich, Jack Huston y el rapero y actor Colson Baker.

La cinta, que se filma no sólo en Puerto Rico, sino también en Georgia, a partir de un guion de Adam Taylor Barker, sigue la búsqueda de un adicto a los opioides en rehabilitación de los traficantes de las drogas que provocaron la muerte de su novia. Mientras él persigue una venganza, dos veteranos policías también buscan aclarar el caso.

De Niro va a empalmar este rodaje con el de la nueva y estelar película de su amigo David O. Russell aún sin título, donde compartirá pantalla con Anya Taylor-Joy, John David Washington, Margot Robbie, Christian Bale, Timothy Olyphant, Zoe Saldaña, Rami Malek, Michael Shannon, Mike Myers y Chris Rock, entre otros.

«Wash Me in the River» se suma así a la última corriente de películas que se ruedan en el país caribeño, estado libre asociado a EE.UU., como ya hiciera la estrella de la gran pantalla Al Pacino con el film «Axis Sally», algo que puede ser el empujón a una industria semiparalizada por el COVID.

Como en los últimos años, el veterano Robert de Niro, ganador de dos Oscars, tiene una agenda de proyectos muy cargada: «Killers of the Flower Moon», de Martin Scorsese, basada en el libro homónimo de Dravid Grann, en el que el FBI investiga una serie de asesinatos en el condado de Osage (Oklahoma) hacia los años 20, y también «After Exile», «Armageddon Time» y un rodaje pendiente con Edgar Ramírez y el cineasta venezolano Jonathan Jakubowicz, quienes hicieron buenas migas en «Hands of Stone».

El neoyorquino, con más de cincuenta años detrás de las cámaras desde su debut en «Tres habitaciones en Manhattan» en 1965, no tiene pensado retirarse pese a que le quedan pocas cosas por hacer. El ganador de dos premios Oscar, por «El padrino: Parte II» en 1974 y «Toro Salvaje» en 1980, nunca ha dejado de estar en el foco mediático siendo su reciente actuación en la película «El irlandés» alabada tanto por los espectadores como por la crítica. El neoyorquino también ha tomado las riendas al frente de la dirección en dos ocasiones con «Una historia del Bronx» y «El buen pastor», con muy buen resultado.

Debido a su localización estratégica y a sus espectaculares paisajes muchas productoras eligen el país boricua como lugar en el que rodar sus películas. Buen ejemplo de ello son algunas como la mítica «El señor de las moscas» de 1963 basada en la novela de William Golding en la que unos niños se quedan aislados en una isla desierta e instauran sus propias normas, la superproducción «Piratas del Caribe: En mareas misteriosas» la cuarta entrega de la exitosa saga con Penélope Cruz como incorporación estelar, o la reciente «La fuerza de la naturaleza», un drama de acción encabezado por Mel Gibson.