El director Richard Linklater finaliza el rodaje de «Nouvelle Vague», película que homenajea la generación de cineastas franceses que se agrupó en París a finales de los años 50, centrándose en especial en el rodaje del gran film insignia del movimiento «Al final de la escapada», estrenada por Jean-Luc Godard en 1960. Godard es el personaje protagonista de «Nouvelle vague», interpretado por Guillaume Marbeck. La película se ha rodado en París con una mayoría de actores franceses: Aubry Dullin es Jean-Paul Belmondo, el protagonista de «Al final de la escapada». aunque es la estadounidense Zoey Deutch, estadounidense quien interpreta a Jean Seberg, protagonista femenina de aquella emplemática película.

«Nouvelle vague» cuenta con la aparición de personajes tan ilustres como Éric Rohmer, Jacques Rivette, Jacques Demy, Agnès Varda, Alain Resnais o Jean Cocteau además del famoso actor Jean-Pierre Léaud. «Nouvelle Vague» parte del Festival de Cannes de 1959, donde François Truffaut presentó triunfalmente «Los 400 golpes» (protagonizada por un jovencísimo Léaud), y Godard pudo convencer “al productor Georges de Beauregard para que le financiara su primera película”. Hasta entonces Godard había sido crítico de Cahiers du Cinema, y será su salto a la dirección lo que centre el argumento de Nouvelle Vague.

Fue Cahiers du Cinema, justamente, la publicación que desveló las primeras imágenes de la película. Durante la premiere que ha tenido lugar en Austin de «Hit Man», la anterior película de Linklater, éste ha explicado, qué podemos aprender de esa generación ahora que hay tanto pesimismo sobre el futuro del cine. “Podemos aprender de su amor y dedicación absolutas al cine. Que el cine es un mundo propio digno de reverencia, que hay que tratarlo como una forma de arte elevada, que lo abarca todo y a la que hay que dedicar la vida. Eso es lo que intento evocar en esa película”, explicó Linklater.

“Mostrar el amor absoluto de los cinéfilos. Ellos inventaron la idea de la cinefilia, así que todos seguimos lidiando con ellos. Y me recordó mucho a mi primera película. Trata de un tipo que hace su primera película”. Linklater se refería a «It’s Impossible to Learn to Plow By Reading Books», la película que dirigió en 1988 con un presupuesto paupérrimo, muy en la línea de la improvisación que guio a Godard cuando rodaba «Al final de la escapada». Justamente es esta experiencia lo que más interesa a Linklater, tal y como desveló en otra entrevista. “Todos los cineastas quieren hacer una película sobre el rodaje de una película”.

“Es difícil abordar «Al final de la escapada», pero el ángulo de su rodaje me parece interesante porque gracias a su método cambió la historia del cine. La forma de hacer la película fue tan radical que no sólo cambió la industria local, sino que redefinió lo que podía ser una película”. Fue, por ejemplo, una forma que Linklater retomaría para «Slacker», su siguiente film. El director confirma, por último, que «Al final de la escapada» ha sido un film clave en su formación. “Nunca envejecerá, siempre será nueva. La descubrí cuando tenía 20 años y ahora tengo 60, pero sigue teniendo el mismo efecto en mí”. «Nouvelle Vague» aún no tiene fecha de estreno.