Triunfa en las taquillas americanas con «Bridemaids» y prepara «Imogen» que rodará en agosto

Kristen Carroll Wiig, una neoyorquina de la provincia -Rochester- de 38 años procede profesionalmente de esa cantera de genios que ha dado -y sigue sumando- el irrevente show televisivo «Saturday Night Live». Forjada en la televisión, es la mujer del momento al haber logrado escribir y protagonizar de forma absoluta la comedia femenina más provocativa, la hilarante y procaz «Bridemaids», una versión de chicas que sería el equivalente al «Resacón en Las Vegas» a los chicos.

La película se ha convertido en un «sleeper» y en el éxito de la temporada. Una película de bajísimo presupuesto que lleva recaudados 150 millones de dólares. Los efectos de la comida brasileña, una borrachera a bordo de un avión o cómo destruir una fiesta de petición de mano constituyen segmentos histéricos que harán Historia.

Los efectos en la carrera de Wiig han sido instantáneos: ha conseguido inmediatamente su primer protagonista en «Imogen», una comedia negra escrita por Michelle Morgan. Producirán las compañías Maven Pictures y Anonymous Content, desde donde han dicho que «la señorita Wiig será una moderamente dramaturga de éxito neoyorquina que organiza uin falso suicidio con el fin de recuperar a su ex novio, únicamente para acabar bajo una custodia forzosa de una madre ludópata». La película va a ser dirigida a cuatro manos por Shari Springer Berman y Robert Pulcini («American Splendor», «The Extra Man») y el rodaje comenzará en Nueva York el próximo 8 de agosto.

Wiig ha conseguido que, con sólo una película, Hollywood la escuche. Porque, tras escribir y protagonizar de forma absoluta «Bridemaids», la comedia femenina censurada con una R que ha cosechado el mayor éxito de la Historia, «Imogen» es una película por la que lleva luchando largamente. Según ella, la historia es sobre «una chica que falsea un suicidio para recuperar el amor, únicamente para tener que vivir con una madre a la que lleva años sin ver». Porque sería su segunda protagonista desde que a esta cómica la hemos visto en roles secundarios en la comedia alienígena «Paul», con Simon Pegg y Nick Frost, «Un embarazo muy embarazoso», con el mejor Seth Rogen o «Date Night», con los mismísimos Steve Carrell y Tina Fey, pura aristocracia cómica, procedentes tamién de «SNL» y de las series «30 Rockefeller Plaza» y «La Oficina». Y es que todos pertenecen también la la «cuadra Judd Apatow».

Es un hecho, que una secuela de «Bridemaids» está en camino, al estilo del «Resacón», de Las Vegas a Bangcok. El director de «Bridemaids» Paul Feig ha dicho: «No es oficial, pero estoy abierto a ello. Mi única condición: que sea tan buena y bruta como esta primera. O mejor. Nadie quiere hacer un bodrio que arruine el recuerdo de la primera. Y, desde luego, con el mismo reparto». Por cierto, donde brilla la delicada Rose Byrne, en bella, manipuladora y malvada y el suave Chris O’Dowd. En plan más triste: es la última vez de ver a la espléndida Jill Clayburgh, recién fallecida. Y es que Kristen Wiig ya ha llegado y lo ha hecho para quedarse.