ZSA ZSA GABOR

    Sári Gábor, conocida artísticamente como Zsa Zsa Gabor, nació en Budapest, el 6 de febrero de 1917. Gábor ha aparecido en más de 30 películas y en populares series y shows de televisión, pero son su marcado acento húngaro, su carácter ocurrente y sus numerosos matrimonios, las razones por las que se ha mantenido durante décadas como una personalidad célebre en Hollywood.

    Sus padres fueron Vilmor Gábor (1884-1962), militar, y Janka (Jolie) Tilleman (1896-1997), joyera y mánager de artistas; su abuela Francesca Kende era propietaria de una joyería. Zsa Zsa Gabor es la segunda de tres hermanas, de las cuales otra (Eva Gabor 1919-1995) ha sido también medianamente famosa como actriz. Mujeres de gran belleza, las tres hermanas (Magda (1915-1997), Eva y Zsa Zsa) se movieron en el ambiente refinado de la alta sociedad estadounidense desde que abandonaron su Hungría natal.

    Al igual que sus hermanas, Zsa Zsa fue introducida por su madre en el mundo de los espectáculos de variedades. Comenzó su carrera en los escenarios de Viena y fue coronada Miss Hungría en 1936. Ese mismo año, durante otra de sus estancias en la capital austríaca, el popular tenor Richard Tauber le dio un papel (como soprano soubrette) en una opereta.
    En 1941 Zsa Zsa se mudó a Hollywood en busca de un futuro mejor, lejos de la Segunda Guerra Mundial que azotaba Europa. Le precedía con éxito su hermana Eva, quien había obtenido un papel en la película «Forced Landing». La guerra tocó de cerca a las hermanas Gábor: sus abuelos maternos murieron en un bombardeo en Budapest en 1944, mientras que su madre consiguió huir a Estados Unidos gracias a la ayuda de un amigo de Magda, que era embajador de Portugal.

    El debut de Zsa Zsa en el cine no fue inmediato; se produjo diez años después de su llegada a América. Antes de conseguir papeles destacados en la gran pantalla, hizo apariciones en programas de radio y televisión en compañía de sus atractivas hermanas Eva y Magda. Las tres hermanas Gábor y su madre se hicieron habituales en los ecos de sociedad, pues acudían juntas a fiestas haciendo gala de su indudable belleza y chispeante carácter, al que contribuía su acento húngaro.
    El apogeo de Zsa Zsa en el cine tuvo lugar durante la década de 1950. Debutó de la mano del conocido director Mervyn LeRoy en «Lovely to Look At» (1952), adaptación de la obra Roberta, un musical de Broadway. Participó después en películas como «We’re Not Married!» («No estamos casados») junto a Ginger Rogers y Marilyn Monroe, en «The Story of Three Loves» de Vincente Minnelli y en «El rey del circo» junto a Jerry Lewis y Dean Martin. En 1953, rodó en Europa otra comedia, «El enemigo público número 1», protagonizada por el cómico Fernandel.

    Seguramente su papel de mayor entidad (como co-protagonista) fue junto a José Ferrer en el filme «Moulin Rouge» (1952) de John Huston, biopic sobre el pintor Toulouse-Lautrec donde encarnó a la cantante Jane Avril, amiga y musa del pintor. El mismo Huston llegaría a afirmar que Zsa Zsa era «como actriz, digna de crédito». Zsa Zsa sumó a su historial cinematográfico otros dos títulos ahora legendarios: «Lili» (1953), película musical protagonizada por Leslie Caron, y la obra maestra de Orson Welles «Touch of Evil» («Sed de mal», 1958), con un brillante reparto que incluía a Charlton Heston, Janet Leigh y Marlene Dietrich.
    Zsa Zsa llegó a trabajar en el cine español: encarnó a una española (Marilena) en la co-producción franco-española «Sangre y luces» (1954), junto a Manuel Zarzo y el cantante José Guardiola, película que se presentó en el Festival de Cannes.

    También aceptó trabajos en filmes de serie B, eminentemente comerciales; rodó la película de ciencia-ficción «Queen of Outer Space» («La reina del espacio exterior», 1958) y en «The Girl in the Kremlin» (1957) se codeó con Lex Barker, galán famoso por sus películas de Tarzán.

    A partir de los años 60 su trabajo se centró en espectáculos y series de televisión; colaboró con el humorista y presentador Bob Hope y tuvo papeles de estrella invitada en múltiples series de varias décadas como «Batman», «Bonanza», «Vacaciones en el mar», «El príncipe de Bel Air»… También grabó una versión televisiva de «Ninotchka» y en 1972 encarnó a la bailarina y espía Mata Hari en la película de humor «Up The Front».

    Dotada de gran sentido del humor, en su madurez llegó a parodiarse a sí misma en breves papeles en «Pesadilla en Elm Street 3» (1987) y «Agárralo como puedas 2 1/2» (1991).
    Etiquetada como una socialité (celebridad) de la jet set hollywoodiense, además de sus películas y apariciones en televisión, Zsa Zsa Gabor es más conocida por su cadena de nueve matrimonios, lo que en cierta manera ha eclipsado su carrera como actriz, alcanzando en tales lides una gran experiencia y superando el récord de bodas de Elizabeth Taylor (casada ocho veces). Se casó por primera vez a los veinte años de edad (con un ministro turco) y entre sus restantes maridos se cuentan el magnate hotelero Conrad Hilton (con quien tuvo su única hija, Francesca) y el actor George Sanders, de quien se divorció y que mucho después se casaría con su hermana Magda. Sus maridos, en orden cronológico son: Burhan Asaf Belge (1937 – 1941; divorciados); Conrad Hilton (10 de abril de 1942 – 47; divorciados); George Sanders (02 abril de 1949 – 02 abril de 1954; divorciados); Herbert Hutner (5 de noviembre de 1962 – 3 de marzo de 1966; divorciados); Joshua S. Cosden, Jr. (9 de marzo de 1966 – 18 de octubre de 1967, divorciados); Jack Ryan (21 de enero de 1975 hasta 24 de agosto de 1976, divorciados); Michael O’Hara (27 de agosto 1976 – 1983; divorciados); Felipe de Alba, (13 de abril de 1983 – 14 de abril de 1983; anulado); y Frédéric Prinz von Anhalt (desde el 14 de agosto 1986).
    Famosa por sus frases, Zsa Zsa Gabor ha reflexionado sobre su vida marital: «Debo de ser una buena ama de casa, porque cuando me divorcio, siempre me quedo con la casa». «Creo en la familia numerosa; toda mujer debería tener como mínimo tres maridos». «Cuando observo a una mujer, no me fijo en su vestido o en su elegancia, sino en su marido». «Los maridos son como las fogatas. Se apagan si se les desatiende». «Ser macho no prueba mucho». «Nunca odié lo suficiente a un hombre como para devolverle sus diamantes»

    Ya semi retirada, volvió a alcanzar resonancia mundial en 1989 el incidente que protagonizó cuando abofeteó a un policía que la había detenido por una infracción de tráfico; ella conducía su coche Rolls Royce con la documentación caducada y en presumible estado de embriaguez. Por dicha agresión al agente, la actriz pasó tres días en una celda y tuvo que cumplir 120 horas de trabajo comunitario en un albergue de mujeres. La misma Zsa Zsa parodió la reyerta en un episodio de «El príncipe de Bel Air».

    De inusual longevidad, su buena salud empezó a quebrarse en 2002, al sufrir un accidente de automóvil por el que estuvo hospitalizada durante varias semanas. En 2005, sufrió una trombosis y quedó parcialmente inválida, teniendo que desplazarse en silla de ruedas; se sometió a una operación para eliminar una obstrucción arterial. En 2007 tuvo cirugía relacionada con su operación anterior y después fue sometida a una cirugía para tratar una infección. En julio de 2010, sufrió una caída en su casa y tuvo que someterse a una operación de cadera; dejó el hospital el 16 de agosto de dicho año. Pero pocos meses después, el 14 de enero de 2011, cirujanos en Estados Unidos amputaron tres cuartas partes de su pierna derecha a la altura de la rodilla a causa de una gangrena. El 18 de mayo fue ingresada en un hospital de Los Ángeles para ser intervenida de urgencia a causa de una hemorragia digestiva derivada de una mala colocación de la sonda gástrica que la alimentaba. A consecuencia de esto, la actriz cayó en coma del que salió cinco días después.
    El 6 de diciembre de 2012, Gabor fue ingresada de urgencia en el hospital de la Universidad de California a causa de una grave infección producida por el tubo de alimentación que le colocaron en el estómago. En diciembre de 2014 se dio la noticia de que está conectada a una máquina que le permite seguir con vida, se alimentaba por una sonda nasogástrica y perdía el conocimiento por momentos. La actriz falleció el 18 de diciembre de 2016 en Los Ángeles a los 99 años de edad por complicaciones cardiacas.