YVES MONTAND

    Yves Montand nació bajo el nombre de Ivo Livi en Monsummano Terme, Toscana, Italia, el 13 de octubre de 1921; Era hijo de Giuseppina y Giovanni, unos campesinos pobres de religión católica. A los pocos meses de su nacimiento, la familia de Montand emigró de Italia a Francia. Cuando pidieron la nacionalidad francesa, su padre arguyó que habían dejado Italia para escapar del régimen de Mussolini. Montand se crió en Marsella, donde trabajó en la barbería de su hermana y luego en los muelles. Comenzó su carrera en el espectáculo como cantante del music-hall. En 1944 fue descubierto por Édith Piaf en París, quien lo hizo miembro de su compañía artística, convirtiéndose en su mentora y amante.

    La fama internacional le llegó a Montand como protagonista de numerosas películas. En 1951 se casó con la también actriz Simone Signoret y ambos co-protagonizaron varias películas a lo largo de sus carreras. El matrimonio fue lo bastante armonioso, según los testimonios conocidos, para que durase hasta la muerte de ella en 1985, aunque Montand tuvo varios amores ampliamente publicitados, principalmente con Marilyn Monroe, con quien realizó una de las últimas películas de la actriz americana, «El multimillonario» («Let’s Make Love»), de 1960.

    Su primer gran éxito internacional fue en 1953 con «El salario del miedo» («Le salaire de la peur») de Henri-Georges Clouzot, y pronto repartió su trabajo entre Francia e Italia, donde protagonizó títulos como «Hombres y lobos» («Uomini e lupi», 1956) de Giuseppe de Santis.

    Durante su carrera, Montand intervino en numerosas películas estadounidenses, así como en Broadway. Destacan «No me digas adiós» («Goodbye again», 1961) de Anatole Litvak, «Grand Prix» (1966) de John Frankenheimer o «Vuelve a mi lado» («On a clear day you can see forever», 1970) de Vincente Minnelli.
    Montand combinó siempre su trabajo como actor con sus actuaciones como cantante, siendo uno de los intérpretes de la canción francesa más reconocidos internacionalmente con una trayectoria discográfica tan exitosa como la de actor. En los 60 y 70 destacan títulos como «La guerra ha terminado» («Le guerre est finie», 1966), de alain Resnais, a partir de un guión de Jorge semprúm, «Vivir para vivir» («Vivre por vivre», 1967), de claude Lelouch, «Z» (1969), de Constantin Costa-Gavras, también con guión de Jorge Semprún, «Tout va bien» (1972), «Estado de sitio» (1973), «Tres amigos, sus mujeres y los otros» (1974) o «Mi hombre es un salvaje» (1975). Fue nominado para un Premio César como mejor actor en 1980 por «I como Ícaro» («I comme Icare») y nuevamente en 1984 por «Garçon!»

    En 1986, después de que su gran influencia en la taquilla internacional hubiese decaído considerablemente, Montand de 65 años hizo una de sus actuaciones más memorables como el tío, en la película dividida en dos partes «Jean de Florette», protagonizada por Gérard Depardieu y «Manon des Sources», coprotagonizado con Emmanuelle Béart. La película fue un éxito mundial de crítica e incrementó su fama en los Estados Unidos, donde actuó en el programa televisivo «Late Night» con David Letterman.

    El único hijo de Montand, llamado Valentín, fue concebido con su asistente Carole Amiel, y nació en 1988. En una demanda de paternidad que se produjo en Francia, otra mujer acusó a Montand de ser el padre de su hija y fue a los juzgados para obtener una muestra de ADN de él. Montand se negó, pero la mujer persistió en su empeño hasta la muerte del actor. En un arbitraje judicial posterior, la mujer ganó el derecho de que Montand fuese exhumado y se le tomara una muestra a su cadáver. Después del proceso, el análisis demostró que él no era el padre de la niña.

    Su último gran éxito cinematográfico tuvo lugar en 1975 con «Police Python 357», de Alain Corneau. En sus últimos años, mantuvo su hogar en St Paul de Vence, Provenza hasta su muerte. El 9 de noviembre de 1991, Yves Montand murió en Senlis (al norte de París, Francia), víctima de un infarto, durante el rodaje de la película «IP5: L’île aux pachydermes» de Jean-Jacques Beineix. Fue enterrado en el cementerio «Père Lachaise», de París, Francia.